domingo, 14 de septiembre de 2008

INMUEBLES EN LOBITOS PODRIAN SER PATRIMONIO

EL COMERCIO OCTUBRE 6, 2008

Inmuebles en Lobitos podrían ser patrimonio
Advertencia del INC
Por Juan Vargas S.

En 1908, la empresa inglesa Lobitos Oilfield Limited eligió la ensenada de Lobitos para la construcción de un campamento para sus trabajadores y sus familias. Así, cientos de ellos, dedicados a la extracción de petróleo en la zona, se instalaron en la bella playa ubicada en el hoy kilómetro 1.147 de la carretera Panamericana Sur, en la provincia piurana de Talara.

Según el Compendio Histórico de Talara, el auge petrolero dio paso a un mercado hecho completamente de madera, el primer cine de América Latina, la mejor planta de desanilización de agua de mar de Sudamérica; así como un club social, un muelle, una iglesia y viviendas.

Muchas de esas construcciones siguen en pie y reúnen características históricas, arquitectónicas y tecnológicas suficientes como para calificar a Lobitos como posible patrimonio monumental de la nación, informó Mónica Briceño Celi, directora regional del Instituto Nacional de Cultura (INC) de Piura.

Un expediente inicial sobre esta propuesta es trabajado en conjunto por el INC de Piura y la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico Colonial Republicano del INC, en Lima.

Por desgracia, grupos de chatarreros, armados con combas y cinceles, desmantelan a diario decenas de inmuebles, amparados en el permiso que les ha otorgado el Ejército Peruano, propietario actual del terreno en el cual se yergue el otrora campamento petrolero.

Solo veinte casas se mantienen a salvo, pues son alquiladas. El resto de viviendas de pino oregón traído desde Estados Unidos y la infraestructura pública construida de hierro son vendidas como chatarra, ahí mismo, a S/.0,80 el kilo, y en Talara, a 13 kilómetros de distancia, a S/.1 el kilo.

Al ser consultado al respecto, el administrador del terreno, teniente EP Edwin Salazar Aylas, indicó que se permite el desmantelamiento como parte de la campaña social de su institución.

"La gente del pueblo (vecino a las instalaciones militares) es de bajos recursos económicos así que se les regala la madera para sus casas () también se les permite que saquen el fierro para que tengan un dinero extra. Es una donación porque nuestra misión también es contribuir a una mejor calidad de vida de la población", sostuvo.

Este Diario pudo comprobar que media docena de pobladores escarban la arena de la playa para terminar de desmantelar el antiguo muelle artesanal de fierro y madera. Igualmente los reclutas, en sus días de descanso, extraen madera y el marco de fierro de un hermoso local de dos pisos utilizado antiguamente para eventos sociales.

SE ENVIÓ NOTIFICACIÓN
Pese al interés social sin fines de lucro al que aduce el teniente administrador de la zona militar, el desmantelamiento debió ser detenido hace tres semanas, tiempo en el que el INC en Piura notificó a las autoridades responsables del lugar --el Ministerio de Defensa, la Municipalidad distrital de Lobitos, la Municipalidad Provincial de Talara y la Policía Nacional-- que todo el distrito de Lobitos tendría la condición de patrimonio monumental de la nación. Ello significa que la destrucción del lugar debe parar a fin de proseguir con la evaluación de la importancia de su monumentalidad.

Construcciones no deben ser dañadas
La directora regional del INC en Piura, Mónica Briceño Celi, explicó que tras notificar a los propietarios y a las autoridades sobre la posible condición de patrimonio del otrora campamento petrolero y militar, estos deben coordinar con el INC cualquier acción para evitar el daño de las construcciones. Briceño es consciente de que los notificados no le están haciendo caso.

"Por ahora nos queda seguir inspeccionando y tomando fotografías. Así, si en el futuro la zona se declara patrimonio monumental, podríamos probar que hubo un daño sistemático al complejo e iniciar un proceso sancionador y penal contra los responsables", sostuvo.

Briceño detalló que en estos casos la responsabilidad recae en el dueño y las autoridades que permitieron la destrucción del patrimonio. A ellos se les podría aplicar multas de hasta S/.700.000 . Los funcionarios responsables afrontarían penas de 2 a 5 años.

Puntualizó que la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (Pro Inversión) también fue notificada, pues en la actualidad se encarga de promover, por iniciativa del Ministerio de Defensa, la instalación de un complejo turístico en Lobitos, precisamente, donde estuviera el campamento.

CLAVES
1. La International Petroleum Company toma control del campamento en los años veinte. Luego lo harían las Fuerzas Armadas en los setenta.
2. El INC está en la facultad de declarar como patrimonio algunas de las construcciones, un área determinada o todo el campamento.
3. Lobitos es una playa extensa y reconocida por los aficionados a la tabla hawaiana como una de las mejores para practicar el deporte.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu