sábado, 13 de septiembre de 2008

GENTE QUIERE INVERTIR, PRODUCIR Y NO PARAR


LA RAZON OCTUBRE 3, 2008

Necesitamos preparar más gerentes de proyectos, financistas; menos abogados y maestros
Gente quiere invertir, producir y no parar

No a las huelgas por manía, ensangrentando calles, mientras sus promotores cobran

El mejor aliado de los políticos es la mala memoria de los peruanos. Y su pésima educación. Vamos al grano. Estamos insatisfechos, muy insatisfechos, los de esta democracia afanosa y electorera. Hastiados de injusticias, de sus privilegios y administraciones. Atascan todo y no resuelven nada. Y hartos de sus partidos. Las “encuestadoras”, promotoras de candidatos rechazados, debieran escuchar y preguntar si el gobierno y regiones roban o no, si trabajan o no y cómo se desea elegir por medio de una democracia cambiada y moderna.

El paro ultraizquierdista del 7 de octubre, convocado por la CGTP con Patria Roja y Mario Huamán -asiduo comensal en las embajadas-, con los comités regionales o agencias políticas, estaría digitado por un grupo narcosenderista, que se les pagaría como desestabilizador de la economía peruana y de los más pobres, incluyendo cocaleros.

Traerse abajo presidentes y ministros, en momentos que debemos sostener lo ya ganado, y mejorar nuestra economía, es retroceder. Pretenden meter miedo a los inversionistas asiáticos (APEC)con un “bienvenidos al infierno, no pierdan plata, no hay garantías”. ¿Quién vendrá así, sin contar los robos y agresiones del vandalaje?

Candidatos afanosos
Ni siquiera García ha llegado a la mitad de su mandato, y ya nos embuten el ánfora apenas guardamos el DNI en el bolsillo, y aun estando la tinta fresca en los dedos. Deben estar muy necesitados los candidatos con sus ansias locas para llegar al poder.

¿Por qué no preguntan las encuestadoras a la gente si necesitan saber del APRA en la mesa de conversaciones con propuestas de Lourdes, Ollanta, Keiko, García Belaúnde, y otros dirigentes partidarios incluyendo disidentes, en un punto fijo? Amor al país, no a sus bolsillos ni a sus presumidos espejos. Viejo menú. Los peruanos necesitamos candidatos nuevos, probos, gente honesta, buena y capaz. La gente quiere cambios.

Necesitamos voto libre, que no nos multen, que no nos obliguen a ir a votar. Una sola Cámara -si existiera y sirviera- renovable por tercios, un Parlamento compuesto por nuevos congresistas elegidos en las regiones y que la gente conozca. Electos por voto universal y directo. Que hagan parlamento en las regiones y asistan a Lima. Que la justicia no sea solo de jueces y abogados.

Que los políticos paguen la existencia de sus partidos, no de nuestros impuestos. Qué corona tienen.

Los empresarios peruanos, los del fierro y la construcción y minería, sobre todo, presten, inviertan en la agricultura porque hay mercado, precio, publicidad y demanda. Y consumo interno, los alimentos deben aumentar como las nuevas tierras, para abaratarlos aquí pero venderlos a buen precio afuera.

Producir más
Deben darle el doble de presupuesto al Ministerio de Agricultura- ya con planes ahora- para que haga producir a los agricultores, les ofrezca más tierras eriazas y abonos y saquen cosechas sin carestía. Así no habrá escasez y pueda cubrir las necesidades en nuestro país, o sea el mercado interno. Si el tratado de libre comercio o las alzas internacionales nos tratan de dañar como ha sucedido con el petróleo, la soya y el trigo y el maíz, ¿por qué no los producimos más y más para autoabastecernos si tenemos tanta tierra a irrigar con goteo?

Los candidatos a gobernantes y parlamentarios deben dar examen como los profesores. Implantar derecho a tacha como novios en iglesia. Escoger a los candidatos que prueben honestidad y capacidad técnica. El JNE puede proponer y seleccionar después por examen a los calificados, y no a tanto burro con plata que se presenta comprando su sitio en la lista de candidatos para recuperar después su inversión, “su negocio”? No fiscalizan. Se acomodan.

Enseñan a la juventud solo a delinquir. ¿O es que la patria es dinero fácil? Y todo para saciar su autismo, su sensualidad. Y soñar desde su quimera medioeval, con el partido propio, amputando, invalidando corrupciones en las administraciones públicas que son pus y gusanería.

Candidatos
Doña Lourdes, la causante de que las cosas estén, ahora, muy fresca y suelta de huesos, le dio el voto a Alan. ¿Por qué lo critica si ella lo puso con muletas en el poder? ¿Por qué no le cedió, como corresponde, la candidatura a Castañeda, su socio, con mejor opción ya que ella pierde a cada rato. No cumple su palabra.

Ollanta, el antisistema, tiene mucho que limpiar en sus huestes para no ser lo de siempre. Sabe poco de país. Es un contestatario, le falta calle, oído y campo, y Toledo, ya desintoxicado, debe acordarse que tiene serios anticuchos delictivos y debe ponerse a derecho, pues tiene acusaciones graves y mucho que explicar con la otorongada. Y su esposa, también. La bonanza no es su criatura.

Ahora Keiko, capitaliza la estupidez de los caviares: valientes contra su padre, una víctima en juicio, y sin pruebas vinculantes, crucificado por los cobardones de entonces, cuando Montesinos les hizo creer que el futuro les pertenecía. Como algunos peruanos, genio para lo malo. Todos los cocteleros querían brindar por él, conocerlo, codearse con tan importante señor. Hasta que los embarró con sus videos y sus narcodólares. Vaya, peregrinos de nuevo puñal. Gracias a ese infeliz sabemos quién es quien. ¿Dónde están los demás videos? ¿Por qué no salen?

García ni siquiera va por la mitad de su mandato y ya debe pisar acelerador, para generar mucho trabajo, hacer un gesto político con un sur resentido y una selva impredecible. Necesitamos invertir y trabajar, no frenar las inversiones, ni la voluntad de la gente. Todo sol que caiga al suelo debe producir dos. Necesitamos preparar más gerentes de proyectos, más financistas, y menos abogados y maestros. Las currículas educativas deben orientarse a la producción y al quehacer nacional. Los empresarios deben llevarse a los estudiantes a que practiquen en sus empresas.

Cumplir la palabra
Hay miedo cuando se trata de encarar a los usureros comerciantes del pollo de kilo a 4 soles y lo venden a 6 y 7 soles. Nadie les dice nada. No quieren admitir que aquí no funciona el libre mercado porque hay viveza, mucho intermediario y la vaca no es honrada y por eso es que tiene cuernos el toro.

Pero aquí si hay control de precios y no libre mercado. Porque solo algunos, los pocos, pueden regular o imponer sus precios mayoristas cuando les conviene y los pactan. El libre mercado es otra cosa. Funciona donde hay gente escrupulosa, honrada y educada como en Estados Unidos, desde la cuna, donde se respetan las leyes, y, pobre de ti, si las violas. El precio del petróleo que estaba en 140 dólares ha bajado a 90. Entonces debe bajar todo.

Pero en el Perú, los sapos se quieren ganar en un limón, el triple. Les molesta bajar precios. La Sunat persigue al 5% y ahorca al pequeño y abusa. Al 95% o los grandazos, no les dice nada. Tampoco el Estado nunca paga a quienes debe, y es bueno solo para cobrarles.

La gente en los cerros aún se muere de hambre. Muchos intermediarios, alimentos caros, ladrones en aumento y los patrulleros y serenazgo son gasto y adorno. Aumenta la delincuencia, señor Alva Castro. No cierre las puertas a la lógica.

Condenamos la forma de una campaña electoral larguísima. Eso demuestra una falta de seriedad y amor por el Perú, y más bien, por el bolsillo propio. Necesitamos combatir la corrupción del aparato público y esa es tarea de todos. No sólo del gobierno en el poder.

García debe cumplir sus pactos, su palabra. Le debe a la Amazonía un acuerdo a fondo, a Moquegua. Y la gente de Moquegua y Tacna deben saber que Cuajone y Toquepala son de los peruanos y el canon debiera ayudar a Huancavelica y otros departamentos. El Presidente debe mejorar con obras el sur, Arequipa, Puno, Cusco, como lo hace con el sólido norte, pujante y digno de aplauso.

Congreso
La población está muy preocupada por la inflación. La visión de futuro tampoco es mucho mejor. La desconfianza es porque se cree que no vamos a poder mantener el crecimiento y bonanza del 10%, porque nos van a fallar los políticos en las veras de sus viejas medras.

El Congreso atraviesa la más profunda de sus crisis, se ha roto el vínculo entre representantes y ciudadanos. No tienen credibilidad ni confianza. Es probable que de cerrarse hoy el Congreso, a la mayoría de ciudadanos no les importe pues actualmente el Congreso ya no representa a nadie, ni siquiera a los partidos, que si son no están y si están, no son.

No hay simpatía de los peruanos por los actuales políticos y solo responden encuestas con “mentiras piadosas”. No hay solución si pensamos que el candidato nos salvará. Ni partido ni líder político alguno. Solo el trabajo, la productividad, la producción, la honradez, los profesionales en tecnologías que el país requiere, la austeridad y el buen manejo económico, nos sacará de pobretes.

Necesitamos equipos, no mesías. Necesitamos proyectos, cumplir con los compromisos, cubrir las necesidades básicas del país, antes que del extranjero, cumplir con el TLC en lo que nos beneficie. No a las huelgas por manía, ensangrentando calles mientras sus promotores sí cobran. No lo queremos en el Congreso. No a las pérdidas de tiempo y de dinero que pagan los pobres. Necesitamos más mano dura contra el crimen y la delincuencia.
--------------------------------------------------------------------------------
(*) Escritor y periodista peruano

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu