miércoles, 3 de septiembre de 2008

¿ES POSIBLE CONTAR CON UNA VACUNA CONTRA EL ESTRES?


Neomundo para Periodismo.com jueves, 18 septiembre 2008

¿Es posible contar con una vacuna contra el estrés?

Se descubrió un gen que produce una proteína capaz de proteger al cerebro contra los efectos de la ansiedad y el estrés. Esto permitiría, en un futuro cercano, sintetizar medicamentos capaces de prevenir estas situaciones.

El reciente descubrimiento de un gen que dirige la síntesis de una proteína capaz de proteger al cerebro de los efectos que desencadenan la ansiedad y el estrés, abre las puertas a la medicina para que se pueda pensar en sintetizar –en pocos años- una vacuna capaz de actuar contra estos dos enemigos número uno de la salud.

La revista "Proceedings" de la Academia Nacional de Ciencias estadounidense (PNAS), publicó el descubrimiento, realizado por parte de un grupo de genetistas del prestigioso Instituto Cajal de Madrid, de un gen que codifica (sintetiza) un compuesto conocido como adrenomedulina.

Para llegar a este importante hallazgo, el equipo, encabezado por el doctor Alberto Martínez, llevaron a cabo un estudio en ratones, en el que comprobaron que aquellos individuos a los que se había suprimido este gen del sistema nervioso central se movían más que sus hermanos normales. Los animales modificados genéticamente tenían más ansiedad y presentaban movimientos estereotipados, característicos de los trastornos obsesivo-compulsivos.

Los científicos tuvieron que perfeccionar sus técnicas usuales para este trabajo, porque que en la mayoría de los casos la eliminación completa del gen de la adrenomedulina en ratones provoca la muerte de los embriones a los 14 días de vida intrauterina. Para evitarlo, eliminaron el gen del sistema nervioso central y lo dejaron intacto en el resto del organismo, lo que exigió la utilización de complejas técnicas de ingeniería genética.

Los científicos utilizaron una batería de pruebas de comportamiento para entender el funcionamiento del cerebro de los ratones a los que les faltaba la adrenomedulina. Los resultados obtenidos indican que la ausencia de este gen hace que las neuronas de áreas bien delimitadas del cerebro tengan una estructura plasmática más rígida (hay que pensar que una célula es, básicamente, líquida), lo que tiene consecuencias perjudiciales en el comportamiento animal. El trabajo demostró que los animales que carecen de adrenomedulina cerebral son mucho más sensibles a los agentes que dañan el cerebro.

¿HACIA UNA VACUNA CONTRA EL ESTRÉS?
Ya los investigadores habían descrito con anterioridad que el cerebro en condiciones normales presenta niveles altos de adrenomedulina. Y resulta fácilmente comprobable que su concentración aumenta en situaciones de daño cerebral. Los trabajos realizados hasta ahora por este equipo indican que la adrenomedulina es un factor que protege al cerebro tanto frente a las agresiones externas (isquemias, traumatismos, etc.), como a las internas (exceso de estrés y ansiedad).

En la actualidad, explicó Martínez, estamos trabajando en la búsqueda de sustancias de aplicación farmacológica que puedan aumentar la acción de la adrenomedulina cerebral y, de ese modo, "poder frenar el daño producido por el estrés y la ansiedad excesiva".

El descubrimiento del grupo español abre las puertas hacia algo que excede los límites de la imaginación. La posibilidad, a través de una vacuna de aplicación regular, que nos ponga a salvo de las feroces consecuencias que sobre nuestra salud tiene el omnipresente estrés.
Periodismo.com
______________________________
PERUANO 17 de septiembre de 2008

RECOMENDACIÓN. TENGA PRESENTE QUE AFECTA EL RENDIMIENTO DE SUS TRABAJADORES
El estrés, una plaga que está al acecho

Si fuera un virus, estaríamos en cuarentena radical por efectos nocivos
Preste apoyo a los empleados que están en situación extrema

Los mayores casos de estrés extremo son un motivo para la reflexión sobre el estilo y el estado actual del liderazgo en las empresas.

Si fuera un virus, lo llamaríamos “plaga” y estaríamos en cuarentena. Y aun así, no se está abordando esta realidad insostenible.
Una persona con estrés extremo rinde muy por debajo de su efectividad real y está profundamente desmotivada y sin esperanza de mejora.

¿Cómo mejorar esta situación?
Es imprescindible implantar modelos de negocio, de organización y de liderazgo sostenibles, así como madurar más y progresar hacia una nueva cultura corporativa de la sostenibilidad de los sistemas.

Esta realidad psicosocial actual necesita ser abordada a dos bandas. Una, desde el campo de la sociología de las organizaciones. Y otra, desde la psicología en las organizaciones.

En lo relativo a la recuperación de personas en situación extrema, es necesario abordar un programa de ayuda al empleado que le apoye a afrontar su actual situación psicosocial extrema y a prevenir otras posibles venideras.

1 Deshacer mitos y falsas creencias. Hay mitos y creencias erróneas respecto al empleado y a la forma de abordar el trabajo. Un mito muy frecuente es el que dice así: “Ir a prisa es necesario para lograr un trabajo rápido y de calidad”. Usted se habrá operado de cualquier cosa alguna vez en su vida, o bien algún pariente cercano y en ningún caso ha pedido que se apresuren.

Otro mito es el de “el estrés es bueno en el trabajo”. Imaginen si esto se aplicara a un conductor de ambulancia, un piloto de avión o un chofer de autobús. ¿No es verdad que los usuarios de este tipo de servicios suelen decir “con calma, por favor”?

2 Encontrar modos productivos sostenibles en la organización del trabajo. En muchos países las personas se mueven lentamente, pero con mucha armonía en sus trabajos. Esto es indicio de que las cosas están controladas. Para que la armonía y la sostenibilidad lleguen a su puesto de trabajo, usted ha de pensar mucho para que las cosas posean los protocolos y automatismos adecuados. Es como si usted creara el “software” necesario para que su trabajo diario le salga bien y con comodidad. Con el “software adecuado” usted es capaz de obtener más resultados, con mejor calidad y de forma mas cómoda. De nuevo se cumple la ley de más resultados, con menos esfuerzo.

3 Consolidar la responsabilidad social en las empresas. Las prácticas empresariales tienen efectos positivos y negativos sobre sus trabajadores y, en definitiva, un impacto sobre la sociedad. Una microempresa por sí sola puede que no sea consciente del impacto que tiene. Pero un ejército de microempresas, todas juntas, constituye una realidad social. Al fin y al cabo, el tejido empresarial está constituido por una red de microempresas. Esto lleva a concluir que la responsabilidad social no es solo cosa de las corporaciones gigantes, sino de todos.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu