jueves, 11 de septiembre de 2008

ENTRE EL CANCER Y EL SIDA....UNA NOTA DE JAIRO DOIDAO

De: Jairo Doidao [doidao_jairo_2000@yahoo.com]
Enviado el: Lunes, 24 de Abril de 2006 10:23 a.m.
Para: Jairo Doidao
Asunto: Entre el Cancer y el SIDA

Sr. Director:
Un manto de pesimismo envuelve a los peruanos que por una u otra razón nos vemos obligados a vivir en el exterior por años de años, esperando una gobierno adecuado para regresar a la tierra que nos vio partir sin fecha ni hora de regreso, en busca de un futuro mejor y con el sueño abrigado en la maleta. Y es que los resultados de esta primera vuelta de elecciones presidenciales peruanas tienen como ganador a ninguno de los candidatos, pues simple y llanamente el 70% del electorado peruano les ha dicho no queremos a ninguno de ustedes por que no son garantía de nada.

Ahora tener que escoger entre el SIDA y el CANCER, o como dice el gran Jaimito Bayli qué testiculo cortarse, es un problema que nos está rompiendo la cabeza. En una conversación con unos analistas políticos se me preguntó, antes de la primera vuelta, a cuáles de los candidatos le confiarías tus hijos? y la respuesta caía por su propio peso, pero ahora que debemos escoger entre un loquito que le gusta hacerse la víctima, estrategia que le ha resultado para sacar un 30% de los votos y en la que han caido tan mansamente los otroras dinosaurios políticos, o por otro locazo que le gusta patear a la gente, la verdad es que no le confiaría mis hijos a ninguno de estos loquibambias.

Los dos son creidos, energúmenos, desquiciados, tienen un pasado asesino y están rodeados de ratas inmundas que harán muy difícil que se llegue a una armonía necesaria para que el Congreso camine y, por ende, el Ejecutivo tenga la tranquilidad necesaria para gobernar.

Con el rabo entre las piernas y caminando "gachadito"
me voy pateando latas, pues me esperan cinco años en esta maravillosa ciudad.

Jairo da Silveira Doidao
CEP 41940-000
Salvador de Bahia
Brasil

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu