lunes, 11 de agosto de 2008

EL "LOBBING" DE SANTA ROSA

COMERCIO 29 de agosto de 2008

PUNTO DE VISTA
El 'lobbying' de Santa Rosa
Por Rolando Arellano. Doctor en márketing*

Luego de los recientes anuncios de la Cepal, que señalaron que el Perú es el país latinoamericano con mayor crecimiento y menor inflación, me acordé de una conversación con unos amigos sobre las razones de ese crecimiento. Allí, como todos los peruanos que hemos visto solamente crisis económicas, concordamos en que nos sorprendía la buena racha que estábamos teniendo. No nos quedaba claro, sin embargo, a qué se debía.

¿Sería la gran demanda mundial, que elevó el precio de los minerales y permitió grandes ingresos por las exportaciones? ¿Fue la apertura de la economía peruana a los mercados exteriores, que hizo que algunos precios bajaran y que nuestras empresas se volvieran más eficientes? ¿Quizás a la relativa tranquilidad democrática que se vive en el país desde hace unos años? ¿Fue tal vez el desarrollo sostenido de las clases migrantes internas, que luego de 30 años de invertir, en los llamados conos, terminaron de construir y empezaron a gastar? ¿Fue el gran aporte de las remesas de nuestros expatriados?

Reflexionando, concluimos que era imposible que una sola fuera la causa central de este cambio, y que, por lo tanto, la respuesta estaba dada por la confluencia de todas ellas en el mismo período. Se trataría así de una serie de factores racionales, por cierto muchos debido a nuestro trabajo, que por un golpe de suerte llegaron al Perú juntos y coordinados.

¿Golpe de suerte? ¿Para los peruanos que estábamos acostumbrados a que la suerte juegue contra nosotros? Difícil, dijimos en grupo. Tiene que ser un milagro. ¿Pero de quién? ¿Quién está tan bien situado como para influir en que suceda tal maravilla? La respuesta fue, nuestra paisana Santa Rosa de Lima, la primera santa de América y, como ya lo hemos dicho en otros artículos, la peruana más conocida del mundo.

Nos imaginamos entonces a Santa Rosa de Lima y a San Martín de Porres, ayudados por Santo Toribio de Mogrovejo y San Francisco Solano, yendo a hacer lobby por el Perú ante las instancias máximas del cielo, llevando en andas, por si acaso, al Señor de los Milagros. La imaginamos allí manifestando que los peruanos, a pesar de trabajar fuerte, hemos sufrido mucho tiempo con senderos, hiperinflaciones, terremotos, corrientes del Niño, albertos y vladimiros, y que ya nos tocaba algo de goce terrenal. Nos imaginamos también al Todopoderoso diciendo: "Anda tranquila Rosa, que no puedo negarle nada a mi hija predilecta".

Suena fantasioso, pero la verdad es que por fin, luego de mucho tiempo, parece que la suerte ha premiado nuestros esfuerzos. En todo caso, no perderemos nada si mañana 30 de agosto, día de Santa Rosa de Lima, hacemos una oración para agradecerle y prometerle que trabajaremos más para aprovechar esta oportunidad. Y, si no es abuso, pedirle que nos de una manito adicional con la inflación que asoma.
* CENTRUM / ARELLANO MÁRKETING, INVESTIGACIÓN Y CONSULTORÍA

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu