domingo, 31 de agosto de 2008

PRECIO DE ALIMENTOS HA SUBIDO DRASTICAMENTE EN DOS AÑOS


LA REPUBLICA SETIEMBRE 1, 2008

Precio de alimentos ha subido drásticamente en dos años

Kilo de pollo se mantiene alto en los diferentes mercados de la capital. Precios de pescado y huevos están estables.

Omar Mariluz.

De paso. Muchas personas ya ni preguntan por el precio del pollo y pasan de largo.

Después de que el ministro de Economía y Finanzas (MEF), Luis Valdivieso, recomendara a las amas de casa ir a los mercados que ofrezcan los precios más económicos, decidimos hacer un recorrido por los mercados más populares del sur, norte, este y oeste de Lima para comprobar si existe una diferencia significativa en cuanto a precios.

Así encontramos que el precio del pollo se ubica en S/. 6.40 en el mercado "Nuestro señor de Muruhuay", en San Juan de Miraflores, 60 céntimos menos que en el mercado "Chacra Cerro" de Comas; sin embargo, a inicios de este gobierno (2006) esta carne se compraba en promedio a S/.4.00.

Pero si lo que usted desea es carne de res, tendrá que volver al mercado de Comas, donde podrá comprarla por S/.8.50, a diferencia de los S/.12 que debe pagar en San Juan de Miraflores. Hace dos años atrás el precio de esta carne estaba entre S/. 7.00 y S/. 10.00.

Y si en nuestra mesa nunca falta el arroz, en el mercado Municipal Nº 2 de Surco, uno de buena calidad cuesta S/.3.50, S/.0.50 más que en el mercado "el Bosque" en San Juan de Lurigancho. En el 2006, el arroz costaba en promedio S/. 2.00.

Por otro lado, en el mercado "El Bosque" la cebolla no baja de S/. 1.40, al igual que en el Mercado Nº 2 de Surco. La cebolla ha subido en dos años hasta S/.0.80. "Uno tiene que venir a mercados grandes para tratar de ahorrarse unos centavos. Pero no todo esta más barato, solo algunos productos. No puede ser que en solo dos años los precios hayan subido tanto. Ahora es un estrés hacer las compras", comentó la señora Yudith Espinoza (40), quien cada vez compra menos en el mercado Municipal Nº 2 de Surco.

PRECIOS SIMILARES

Sin embargo, otros alimentos de primera necesidad, como el jurel, la papa, el aceite o el huevo, registran un precio similar en cualquiera de las cuatro zonas de Lima, pero igual muestran un importante incremento con relación al año 2006. El jurel se compra por S/. 5 el kilo, cuando dos años atrás costaba solo la mitad de precio. La papa de S/.0.80 subió a S/.1.20, mientras que el aceite y el kilo de huevo subieron de S/. 6.50 y S/.2.40 a S/.7.50 y S/.4.50, respectivamente.

Si bien estos mercados poseen precios más accesibles, no a todas las amas de casa les resulta rentable realizar viajes tan extensos para ahorrarse unos centavos.

LA REACCIÓN

"Por más que intento vender barato, ahora la gente se mide al comprar porque ya no les alcanza".

Rosa Gutiérrez (52)
Vendedora de verduras
___________________________
LA REPUBLICA SETIEMBRE 3, 2008

Pollos prohibitivos
Mirko Lauer

Hasta que el pollo llegó a las primeras planas. Todavía no el socorrido dibujo de un pollo crudo volando por entre las nubes. Pero ya está claro que el ave es el epicentro del alza de precios en curso. Hay proteínas más baratas (el jurel viene a la mente), pero no hay más versátiles, y por eso mismo más queridas en la mesa peruana.

El pollo es además una suerte de línea divisoria social. Encima y debajo del pollo son dos espacios bien definidos. En los menús elegantes el pollo es hasta donde se puede llegar, es decir la carne más barata. En los menús realmente populares el pollo es un techo económico, el animal más rendidor en toda multiplicación de lo escaso.

Ciertamente el pollo, como casi todo, puede ser reemplazado en la dieta popular. Pero este traslado a la parte prohibitiva del mostrador tiene efectos traumáticos, es decir políticos. No hay ilustración más gráfica de una pérdida de terreno de los ingresos familiares. Además de que el alza del pollo arrastrará la de los productos que lo sustituyan.

Aunque no lo parece (?), el pollo industrial que consumen las mayorías es casi 100% importado: la biología, el alimento, la medicina, la tecnología. De allí que el aumento de los combustibles y los granos en el mundo se haya cebado en él. Tan importado es el problema que las primeras exploraciones vienen mostrando que no hay pollos traídos de fuera que cuesten menos.

No solo importado. También relativamente nuevo. Todavía en los años 50 el pollo a la brasa era un relativo lujo, y su camino hacia la mesa popular fue bastante lento. Todavía hoy no existe realmente un plato criollo emblemático con el ingrediente, como sí sucede con sus primos el pato y el pavo.

A pesar del crecimiento económico mundial de 2005-2007, la producción de pollo bajó mucho. Ahora en 2008-2009 la caída económica está coincidiendo con un rebote en la producción, como si un hambre atrasada de pollo estuviera reactivando las granjas y los precios. De modo que para el próximo año el consumo per cápita mundial llegará a un récord de 11.5kg por año.

Esa cifra no impresionará en el Perú, donde el consumo per cápita anual ha pasado de 35kg en los años 90 a 53kg en el 2007. En ese tiempo el porcentaje del pollo entre las carnes pasó de 32% a 50%. Hay, pues, un elemento de frustración en todo el asunto, como que el aumento paraliza al pueblo peruano en plena pollada ascendente.

Un dato esperanzador es que por la estructura de la industria el precio del pollo ha demostrado ser sumamente volátil, es decir muy sensible a la demanda, a lo largo de los años. La previsible reducción del consumo va a tener cierto efecto, aunque eso estará inevitablemente limitado por la evolución de los costos internacionales.

Pero si la subida continúa, volveremos a ver la vigencia de la famosa frase del musical de 1971 Violinista en el tejado: "Cuando un pobre come pollo, es que uno de los dos está enfermo".
____________________________
LA RAZON SETIEMBRE 3, 2008

Cifras del INEI traen abajo tesis de “inflación importada”

Zeballos responsabiliza al Gobierno y Vílchez acusa a Indecopi
Las preocupantes cifras presentadas por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) sobre la inflación confirmarían que ese fenómeno no es importado como decía el Gobierno, sino que se produce por componentes internos, comentó el legislador independiente Washington Zeballos.

“En general, este informe está demostrando que acá no hay un tema de inflación importada. Se señalaba que los precios del maíz, el trigo y la soya aumentaban en el mercado internacional, pero hace tres meses el costo internacional del maíz está bajando, aunque en el Perú el costo del pollo sigue subiendo”, comentó.
Zeballos cuestionó, por tanto, que el Gobierno no reconozca los factores internos que están permitiendo la creciente inflación en desmedro de los más pobres. “A nivel interno, las medidas que se están tomando no vienen teniendo efecto”, indicó.

“Esto se debe a la poca atención a la agricultura nacional, a la producción. No hay medidas concretas, se habló de apoyar con tecnología y fertilizantes, pero ninguna de esas medidas se han tomado y no funcionan”, subrayó el legislador, que agregó que otro factor que permite la inflación es el desmesurado crédito de consumo.

APRA pide control
En tanto, según la legisladora aprista Nidia Vílchez, el informe del INEI sobre el alza de precios confirmaría que existe una especulación en los mercados que busca encarecer el valor de los productos, factor que debería ser enfrentado por entes del Estado con esa función sin temor de caer en un “control de precios”.

“Necesitamos una acción mucho más efectiva de los gobiernos locales, de las autoridades en cada ámbito, sea provincial o regional. La única forma de combatir a la especulación es con Indecopi, los municipios y nosotros mismos cumpliendo una función. Acá no hay control de precios, pero debe haber un mecanismo para que los intermediarios no estén lucrando”, consideró.

Insistió en que la intervención de Indecopi es una “exigencia y obligación”, ya que, a su entender, este organismo “no cumple con sus funciones so pretexto de no tener gente, de no poder salir. ¿Para qué le dieron la función de verificar que todos los productos que se expenden tengan el peso adecuado, su verdadero costo? Indecopi se está haciendo de costado”, añadió Vílchez.
___________________________
CORREO 27 de agosto de 2008

MEF además pide sincerar precios de los combustibles
Karín Acevedo

Preocupa la falta de capacidad para reaccionar si escenario se complica

Somos como un avión que viaja de Lima a Nueva York, pero que a la altura de Colombia nos agarra la turbulencia, no por eso vamos a regresar, tenemos que seguir adelante. Quizá debemos cambiar la altura para no ir demasiado rápido y así capear el temporal, con este ejemplo el ministro de Economía, Luis Valdivieso, explicó la situación que atraviesa la economía nacional y lo que debemos hacer.

Indicó que lo que más le preocupa en estos momentos es la falta de capacidad para reaccionar si es que el escenario internacional (turbulencia) se complica.

Por eso habló de la modulación del gasto público, desacelerar el crecimiento y la necesidad de ahorrar pan para mayo.

En el tema del gasto público, Valdivieso mencionó que todos los planes de inversión en la red vial están asegurados, así como los caminos rurales. Pero advirtió que los nuevos proyectos de inversión tendrán una revisión adicional para saber si realmente son necesarios.

Subsidios
Mencionó que si Chile inyectó US$1,000 millones para mitigar los efectos de la inflación, en el Perú se han comprometido S/.4,500 millones, 3 mil de los cuales fueron directos al Fondo de los combustibles y los otros 1,500 en reducción de impuestos para que los ciudadanos tengan combustibles baratos.

Sin embargo, comentó que el subsidio a las gasolinas no es algo aceptable porque beneficia a pocos, por eso agregó que es de la idea de sincerar los precios paulatinamente.

Finalmente, Valdivieso sostuvo que el consumidor debe poner de su parte y buscar los mejores precios para los productos que necesita, reclamar y pedir explicaciones si es que el costo de los mismos sube demasiado.
_______________________________
GATOENCERRADO SETIEMBRE 12, 2008

Millones de personas no tendrán ingresos para alimentarse para el 2015

Unas 26 millones de personas vivirán con menos de un dólar diario en América Latina al año 2015, si los gobiernos no progresan en la lucha contra la pobreza, alertó este viernes el coordinador regional del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Enrique Ganuza.

El funcionario explicó que solo Chile, Cuba y México lograrán cumplir en la región la mayoría de los Objetivos del Milenio, pactados en el 2000 por 189 estados para impulsar el desarrollo social. "La mayoría de los países ni siquiera podrá reducir la indigencia a la mitad", aclaró.

Hoy, unos 69 millones de latinoamericanos están en esa condición. Entre las naciones más rezagadas están Bolivia, Nicaragua, Honduras y Paraguay, países donde entre 20 y 33% de la población no dispondrá siquiera de ingresos para financiar su alimentación en 2015, según proyecciones del PNUD.

Ganuza advirtió que los gobiernos de estas naciones deberían elevar su gasto social en tres a seis puntos del producto interno bruto, lo que choca con la situación internacional y tributaria que encaran hoy que los aleja de esa posibilidad.

El funcionario, por otro lado, valoró los avances logrados en la lucha contra la indigencia por Chile, Brasil, Colombia, Guatemala, Jamaica, México y Perú, quienes lograrán alcanzar sus metas.

Los mayores avances cuantitativos ocurrirán en Brasil gracias a sus políticas de transferencias condicionadas. Solo tres de cada cien brasileños vivirá con menos de un dólar en el 2015.

El estudio, que no incluyó a Venezuela y la mayoría de las naciones del Caribe, muestra que en algunos países está resultando muy complicado resolver las carencias de los sectores más pobres.

Dicha falla estaría vinculada, entre otros, a los ineficientes progresos en educación, pues solo Cuba, Chile, Costa Rica y México lograrán cobertura universal al 2015.

En cambio, en Guatemala, Perú y Nicaragua, entre tres y cinco de cada diez niños no acceden al sistema educacional primario, lo que determina sus brechas futuras de ingresos.

Hoy en América Latina viven 190 millones de pobres, un tercio de la población total. Organizaciones de Naciones Unidas temen que el alza en los precios de los alimentos eleve ese indicador en 15 millones de personas este año.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu