jueves, 7 de agosto de 2008

CONTRADICCIONES EN INFORME DEL MINEDU SOBRE TEXTOS ESCOLARES


EXPRESO OCTUBRE 15, 2008

Contradicciones en informe del Minedu sobre textos

Notorias incongruencias muestran los informes sobre los polémicos libros escolares para Quinto de Secundaria, elaborados para el Ministerio de Educación por diversos organismos especializados. Mientras en un punto consideran que no hay apología del terrorismo, en otros recomiendan mejorar el enfoque del enfrentamiento a la subversión, elaborar una fe de erratas y "evitar lecturas erróneas".

Fueron tres instituciones las que realizaron este trabajo: el Consorcio de Colegios Católicos, el Consejo Nacional de Educación y el Foro Educativo. Además se había designado a Ernesto Yépez por Promolibro y a la Asamblea Nacional de Rectores, la cual no llegó a nombrar un representante, aunque sí participaron personal de las universidades Federico VIllareal y Enrique Guzmán La Cantuta, así como un representante de la Universidad Católica del Perú, de conocida tendencia "caviar".

En documento firmado por Carlos Rainusso Yáñez, presidente del consorcio católico, se habla de una visión "holística" para cumplir con la currícula, y que las imágenes usadas representan o recrean la realidad nacional y mundial, y que el texto es "sólo un medio auxiliar de educación".Una muestra de que el análisis no coincide con los resultados del informe son las sugerencias. Figuran: Capacitar a los docentes en el uso de los textos, trabajar mejor el tema del conflicto, y "elaborar una hoja con fe de erratas para precisar datos concretos".

Aquí se precisa que este detalle sería el número de víctimas de la lucha antiterrorista, para lo cual se usó solamente la versión de la Comisión de la Verdad (69 mil muertos), en vez de incluir otros estudios que dan resultados menores.Como una de sus conclusiones, el documento elaborado por este organismo refiere: "Cabría hacer algunos ajustes para futuras ediciones, especialmente en el caso de algunas imágenes, las mismas que deberían llevar leyendas suficientemente explicativas que eviten lecturas erróneas".
CÉSAR ROJAS
_______________________
LA REPUBLICA 01 de octubre de 2008

Dircote ya no investigará textos escolares
Al final, se solicitó que sea el Ministerio de Educación el que emita un informe técnico.

Ana Véliz.

Corrección. Ante las críticas, la fiscalía decidió que sea el Ministerio de Educación el que primero emita un informe técnico sobre los textos escolares de 5º grado de secundaria. Al final, Mercedes Cabanillas se quedó sola en su denuncia.

La policía antiterrorista, Dircote, ya no investigará si el contenido de los textos escolares, producidos por el Ministerio de Educación, que se entregan a los alumnos de 5º grado de secundaria promueven el accionar de los grupos terroristas.
Así lo dispuso la fiscal supraprovincial Fanny Escajadillo Lock, al asumir las investigaciones de este caso, que venía desarrollando de oficio el fiscal provincial Luis Javier Ramírez Cancho.

Según trascendió, Ramírez Cancho fue removido de ese despacho precisamente por su polémica decisión de disponer que sea la Dircote la que aclare si esos textos hacen apología del terrorismo.

El Consejo Nacional de Educación y diversos historiadores consultados han advertido que esos textos lo único que hacen es difundir las conclusiones de la Comisión de la Verdad y Reconciliación. Fue la congresista Mercedes Cabanillas la que denunció que los textos escolares supuestamente promovían el terrorismo.

Al analizar el caso, la fiscal Escajadillo consideró que la Dircote no tiene competencia para analizar textos escolares, y le ordenó devolver la documentación respectiva que le hubiera entregado su antecesor.
Para encauzar la indagación, la fiscal dispuso que sea el Ministerio de Educación el que emita un informe técnico sobre los textos y luego decidirá los siguientes pasos.
_______________________
EXPRESO 01 de octubre de 2008

Textos escolares pasarían evaluación con buena nota

El ministro de Educación, José Antonio Chang, destacó el trabajo de algunas ONG como el Foro Educativo en la evaluación que efectúan a los textos escolares para alumnos del quinto año –que fueron cuestionados en su oportunidad por la parlamentaria Mercedes Cabanillas por tener contenido pro terrorista–, porque, asegura, “luchan por un país mejor”.

La parlamentaria, recordemos, expresó hace unas semanas con indignación que estos libros, elaborados por Editorial Norma, constituyen un peligro para la formación política de los alumnos. Se lamentó porque en su contenido no se condena los crímenes de Sendero Luminoso ni del MRTA y se informa a los escolares que las Fuerzas Armadas “reprimían con violencia y causaban, brutalmente, la muerte de los subversivos”.

“Aquí no hay un proceso de investigación sino de evaluación. Ya se han pronunciado algunos organismos bastante representativos de la educación peruana como el Consejo Nacional de Educación, el Foro Educativo y el Consorcio de Colegios Católicos que manifiestan que los textos son adecuados y valdría la pena, como cualquier tema, perfeccionarlos. Pero que son en estos momentos adecuados por estos organismos. El Ministerio de Educación sigue en evaluación y seguro que en los próximos días emitirá su informe”, aseveró Chang ayer a su salida al Congreso.

A todos quienes critican todavía estos textos, Chang Escobedo recomendó “que lean los informes tanto del Consejo Nacional de Educación, del Foro Educativo y el Consorcio de Colegios Católicos, creo que ellos explican de manera pedagógica el contenido de dichos textos”.
_______________________
EXPRESO 25 de septiembre de 2008

CNE adelantó opinión

El viceministro de Gestión Pedagógica, Idel Vexler –principal responsable del diseño y edición de textos escolares que fomentan la simpatía con Sendero Luminoso y Abimael Guzmán–, ha echado a andar su maquinaria de autoprotección. ¿Cuáles son los brazos más cercanos a este viceministro? Es el Consejo Nacional de Educación (CNE) y el Foro Educativo.

En el caso inmediato del pronunciamiento del CNE, a favor de un texto de Ciencias Sociales para 5º de Secundaria –pese a las distorsiones históricas y didácticas que contiene–, encontramos un acto desesperado que busca blindar a un funcionario como Idel Vexler. Y la mejor manera de hacerlo era anticiparse a lo que decidirá la comisión revisora recientemente instalada (jueves 18 de setiembre último). El CNE ha procedido con deshonestidad, y prácticamente –al adelantar opinión– ha faltado el respeto a su propia representante ante esa comisión, la historiadora Margarita Guerra Martinieri. De modo que estamos ante una jugada mañosa; comprobamos una mala práctica institucional; y se evidencia un psicosocial sobre una comisión que inclusive ya tiene como parte de su composición varios miembros que son amigos del viceministro Vexler.

Hay que recordar que las fichas que viene moviendo el viceministro de Gestión Pedagógica, para salir bien librado del escándalo generado por manuales escolares pro senderistas, se sustentan en su expertisse ganado en años al frente de ese puesto público, pues –salvo corto intervalo– llegó a ese viceministerio por R. S. Nº 183-2000-ED, del 6 de diciembre de 2000. En todo este tiempo, Vexler ha podido tejer una red poderosa dentro del Ministerio de Educación. Así por ejemplo, desde el paniaguato, pasando por el gobierno toledista, Vexler ha sido el principal arquitecto del CNE y del Foro Educativo. Por eso la mayoría de miembros de estas instancias han sido propuestos por él, quien además ha sido integrante de ellas.

Además es innegable la amistad que tiene el viceministro de Gestón Pedagógica con el actual presidente del CNE, Andrés Cardó Franco. No es un secreto que Vexler fue quien lo propuso para el cargo. Por ello el CNE nunca va a votar contra su mentor. Situación similar existe en el Foro Educativo, donde su presidente –Ricardo Cuenca– tiene una cercanía de años con ese viceministro. No olvidemos que Cuenca ya antes fue miembro de Foro Educativo, y precisamente cuando Vexler lo presidió.

Tampoco dejemos de lado que hasta la semana pasada Vexler buscó que la directora de Educación Básica Regular, Miriam Ponce, integrase la comisión revisora del texto de ciencias sociales, a sabiendas que ella no podía integrarla pues de lo contrario sería juez y parte. Igualmente Ricardo Cuenca, presidente de Foro Educativo y amigo de Vexler, se apuró a proponer que la comisión convoque a los ex miembros de la CVR. Entonces la idea era amarrar desesperadamente ese grupo de trabajo para apoyar a Vexler; y en parte lo han conseguido porque el propio Cuenca se salió con su gusto y hoy es integrante de la comisión revisora.

En suma, no sorprende que el CNE o el Foro Educativo salgan a favor del viceministro de Gestión Pedagógica. Esto confirma más bien la existencia de una argolla alrededor del Ministerio de Educación y evidencia –en función de las malas prácticas de esas entidades mencionadas– por qué nuestra escuela pública tiene bajísima calidad.
_______________________
PERU 21 SETIEMBRE 22, 2008

El Consejo Nacional de Educación avaló los textos cuestionados

El análisis consideró que el libro de quinto de secundaria es adecuado para la enseñanza de Ciencias Sociales. Asimismo, destaca que el aprendizaje de alumnos debe ser crítico frente a los sucesos.

Uno de los principales objetivos de la escuela es que, al término de la secundaria, el estudiante sea tolerante e imparcial, y que esté en condiciones de juzgar acontecimientos y discutir ideas.

Tomando esto como premisa, el Consejo Nacional de Educación (CNE) concluyó que el libro de Ciencias Sociales del 5º Grado de Secundaria, publicado por la Editorial Norma, se “encuadra dentro de esa realidad”; es decir, es un texto que permite la educación crítica del alumno y que no contiene contradicciones ni es tolerante con los crímenes de los terroristas, tal como lo denunciara la congresista Mercedes Cabanillas.

Si bien la opinión técnica del CNE no hace referencia a lo dicho por la legisladora, el análisis de dicho texto educativo desvirtúa las afirmaciones de Cabanillas al indicar que “en el libro no hay adjetivos que exalten el error de quienes prefirieron la violencia y la subversión”.

Al final se concluye que el texto educativo “es adecuado para la enseñanza de las Ciencias Sociales, que se orienta a que el estudiante concluya su proceso educativo valorando la importancia del respeto a los derechos humanos por parte del Estado y de todo sector social, cuestionando la violencia y el terrorismo como instrumentos de acción política”.

RECHAZO A VIOLENCIA. En la evaluación pedagógica se menciona que en el libro se hace una lección gradual de que la violencia es perniciosa y condenable, lo cual hace que el alumno comprenda que la subversión es condenable. Todo esto, acompañado por una visión histórico-mundial (se cita lo ocurrido en el Viejo Continente), permitirá que el joven aprecie los beneficios de la democracia y que concluya que las acciones terroristas no resuelven los problemas sociales. “Un buen y sereno estudiante no puede confundir términos ni situaciones”, se indica.

Cabanillas también denunció que el texto educativo editado por Norma era tolerante con los crímenes de los terroristas. No obstante, la CNE, al analizar lo referido a la década del 80 y al surgimiento de los grupos subversivos en América y en el Perú, refiere que el texto describe los factores históricos, institucionales y coyunturales que “favorecieron el surgimiento de la violencia terrorista”, los cuales también figuran en el Informe Final de la CVR. En ningún momento se hace referencia a lo señalado por la congresista aprista.

Pero, cuando la legisladora aprista realizó su denuncia y exigió la renuncia del viceministro de Gestión Pedagógica, Idel Vexler, manifestó que en el texto había “contrabando ideológico”. En la evaluación realizada por el CNE se indica que un buen texto de Ciencias Sociales, así como debe referirse a la transformación tecnológica, también debe reflexionar sobre aquello que las ideologías han logrado implantar en el mundo y reflexionar, también, sobre la poca vigencia de algunas de estas.

“La escuela tiene que informar sobre la diversidad ideológica reinante, y no ofrecer una abstracta e inexistente unidad de criterio (...) Hay subversión política, religiosa y hasta económica”, se lee en el documento.

En diversas partes del análisis pedagógico del CNE se destaca la necesidad de que el alumno de quinto año de secundaria, próximo a convertirse en ciudadano, desarrolle una opinión personal y adopte una actitud crítica “frente a acontecimientos políticos, sociales y culturales” que lo rodean.
_________________________
PERU 21 18 de septiembre de 2008

Fiscalía verá textos escolares

Se analizará contenidos para determinar si constituyen delito de apología al terrorismo.

La discusión académica que se inició a partir de una denuncia sobre presuntos contenidos inexactos y contradictorios en textos escolares corre el riesgo de trasladarse al campo judicial. Según fuentes de Perú.21, la Tercera Fiscalía Penal Supraprovincial dispuso iniciar una investigación preliminar de los contenidos de los textos escolares y a quienes resulten responsables por hechos que –según la Fiscalía– constituirían apología al terrorismo.

Según trascendió, el fiscal también envió un oficio a la Dirección Contra el Terrorismo de la Policía Nacional (Dircote) para que haga una evaluación de dicho material educativo.

Esta decisión fiscal se produce en el contexto en el que la denuncia sobre el tema, efectuada por la congresista Mercedes Cabanillas, mereció que en la Comisión de Defensa del Parlamento se formara un subgrupo investigador para analizar si, efectivamente, en el libro de Ciencias Sociales para quinto de secundaria, en la parte referida a la historia, había contenidos inexactos o contradictorios.

En diálogo con Perú.21, Cabanillas remarcó que ella siempre mantuvo el debate en el campo pedagógico y, aunque reiteró que en dicho material educativo hay un “sesgo tolerante respecto de los crímenes de grupos terroristas”, evitó pronunciarse sobre la decisión fiscal. “Ya otras autoridades verán su competencia”, expresó.

RIESGO AUTORITARIO. Pero que el caso pase a un ámbito judicial, según los expertos, podría ser la antesala a la gestación de una amenaza a la libertad de pensamiento y de opinión. Para el educador León Trahtemberg, la decisión fiscal parte de un error porque la opinión de diversos especialistas en educación es que el contenido de esos textos se ajusta a un documento oficial, que es el Informe Final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR).

“Citar lo que dice la CVR mal podría considerarse como apología al terrorismo; sería una manera descontextualizada de entender los temas que se discuten en relación a la décadas del 80 y del 90. Es un antecedente peligroso para cualquier actividad pedagógica en la que se quiera que los alumnos piensen críticamente respecto de cualquier tema polémico”, remarcó Trahtemberg.

Además, indicó que el riesgo también se traslada a tomar como “palabras sagradas, incuestionables y no revisables” la posición de parlamentarios apristas y fujimoristas, quienes consideran que una percepción diferente a la de ellos es una falta.

“Están convirtiendo un tema opinable en uno delincuencial. Esto es una amenaza a la libertad de pensamiento y de opinión. Decir que existe solo una metodología educativa correcta, y otra subversiva, linda con el autoritarismo”, añadió.
_________________________

EL COMERCIO SETIEMBRE 4, 2008

SIGUE LA INCÓGNITA SOBRE RESPONSABLES DEL TEXTO DE QUINTO DE SECUNDARIA
Procurador afirma que libro tiene mensaje subliminal

Según autoridad antiterrorista, Sendero aparece como alternativa. El Sutep está de acuerdo en que se revisen los contenidos
Por José Santillán Arruz

El amplio debate público generado a partir de los contenidos del controvertido libro de Ciencias Sociales para los estudiantes del quinto año de secundaria no ha llegado a su fin y para muestra un botón: ayer el procurador antiterrorista Julio Galindo denunció a El Comercio que el citado texto escolar deja entrever mensajes subliminales que justifican la aparición de Sendero Luminoso como una alternativa de solución a los problemas del país.

"Solo hay que leer el texto para darse cuenta de que esto es así", comentó el procurador, tras señalar que "definitivamente en la elaboración de los contenidos puede haber habido gente de tendencia radical".

Galindo lamentó que en el texto se haga aparecer --según su opinión-- a Sendero Luminoso como alternativa de solución a los problemas del país y se soslaye por completo el significado de democracia. "Todo lo narran como un cuento o una historieta. Hay una visión que puede confundir a los estudiantes y generar ideas erradas", refirió.

El procurador evitó pronunciarse sobre si esta forma de presentar los hechos en el libro de Ciencias Sociales, de editorial Norma, se constituye como apología al terrorismo. "Me pronunciaré desde el punto de vista jurídico cuando la comisión que revisa el texto concluya su trabajo", dijo.

En las páginas 142, 205, 206, 220 y 221 del texto en cuestión (edición de febrero del 2008) se lee que los años de subversión que padeció el Perú fueron producto de una "guerra interna", que en 1986 muchos senderistas murieron brutalmente por la represión de las Fuerzas Armadas y que, en esos días del primer gobierno aprista, el régimen combinó acciones antisubversivas de represión militar y ayuda social.

A la fecha se han repartido 200 mil de estos libros de los 506.593 que se imprimieron en total.

No obstante que ha trascurrido ya una semana desde que la congresista aprista Mercedes Cabanillas hizo la denuncia respecto del polémico contenido del texto, hasta ahora no se han señalado responsables directos.

Sobre este tema, El Comercio intentó insistentemente dialogar con el viceministro de Gestión Pedagógica, Idel Vexler, pero no hubo respuesta.

Aun así, la congresista Cabanillas expresó sentirse satisfecha por el anuncio del ministro de Educación, José Antonio Chang, de nombrar una comisión técnica encargada de revisar los textos escolares que abordan el tema del terrorismo y aclaró que no trató de ir en contra del viceministro Vexler. "Esto es un tema pedagógico", reiteró.

Entre tanto, ayer la Comisión de Defensa Nacional del Congreso aprobó por unanimidad el pedido de la legisladora Cabanillas de formar un comité encargado de elaborar una propuesta sobre los contenidos de los textos escolares. Se informó que este grupo redactará una propuesta, producto del análisis de contenidos que se observen en los libros que se distribuyen a los escolares.

SUTEP NIEGA APOLOGÍA
Por su parte, Luis Muñoz, secretario general del Sutep, descartó que en el libro de Ciencias Sociales, de editorial Norma, exista apología al terrorismo. No obstante se mostró de acuerdo con la revisión de sus contenidos.

"Se muestran las dos caras de la moneda y eso es parte de nuestra historia", dijo Muñoz, quien sostuvo más bien que toda la polémica surgida a partir del texto escolar es solo una "cortina de humo" para ocultar otros problemas que afectan al sector educación.

Aljovín niega "contrabando ideológico"
El historiador Cristóbal Aljovín, asesor contratado por la editorial Norma, afirmó, en declaraciones a RPP, que en el libro de Ciencias Sociales "se describe a Sendero Luminoso de un modo muy duro, como debe ser", por lo que negó enfáticamente que se destaque a ese grupo terrorista.

"En la página 20 se dice que Sendero Luminoso es una organización terrorista que tuvo un rol protagónico durante la lucha armada y se lo acusa, de acuerdo con la CVR, que ellos son responsables del 54% de los muertos. Es una acusación muy dura y hay una serie de frases de que son grupos terroristas", precisó el historiador.

Al respecto, rechazó que exista contrabando ideológico y sostuvo que el contenido del libro obedece a la petición que hiciera el Ministerio de Educación, que solicita tocar el tema del "conflicto interno".

Sobre este tema, El Comercio intentó dialogar con Aljovín a fin de que esclarezca si era él el responsable de los contenidos del texto escolar y si estos pueden ser interpretados como apología al terrorismo, pero no hubo respuesta.
_________________________________
EXPRESO 04 de septiembre de 2008

Pasando por agua tibia un crimen educativo
Luis García Miró Elguera

“El tema (del libro “Ciencias Sociales para Secundaria”) es una cortina de humo” espeta muy orondo un detectivesco congresista cuyas denuncias acaban siempre en el tacho por inconsistentes.

De otro lado, el director de un tabloide colorado de la cadena mediática de El Comercio –servidor rentado del fujimontesinismo hasta el año 2000, inclusive– se rasga las vestiduras defendiendo la apología al terrorismo del libro de marras. Lo mismo sucede con el resto del entorno periodístico y político “progresista”. A coro defienden un instrumento ponzoñoso que atenta contra esta sociedad que soportó un cuarto de siglo de genocidio senderista y emerretista, y además ofenden la memoria de los héroes asesinados y secuestrados por el terror, como la de sus pares que quedaron parapléjicos, traumados y lisiados por defender a la ciudadanía de la dinamita y la metralla terrorista.

En este orden de ideas, cabe preguntar más bien si acaso constituye una cortina de humo:
1) Reprobar los contenidos 'educativos' que inducen a nuestros colegiales a creer que Sendero Luminoso y el MRTA “pretendían tomar el poder a través de las armas, buscando fundar una nueva sociedad más justa…”.

2) Protestar porque aquel texto intoxica a nuestras futuras generaciones al llevarlas a tomar por cierto que “el 'conflicto armado interno' (ojo, no una asonada terrorista) ocurrido entre las décadas de 1980 y 2000 tuvo causas históricas que explican algunas de sus características”.

3) Censurar que se engañe a nuestros educandos diciéndoles que esos 25 años de “'conflicto armado interno'… se debieron al… fracaso de las reformas que pretendían crear una sociedad más justa generó frustración en amplios sectores de la población”

4) Indignarse ante la siguiente hipótesis incendiaria incluida en un texto escolar oficial de un país deshecho por el terrorismo como el Perú: “Juan vive en el pueblo Tantamarca donde la gente se dedica a la agricultura y la ganadería. En ese pueblo existe un partido llamado Partido por la Liberación de Agricultores y Ganaderos (PLAG). Por su parte el gobierno solo favorecía a las personas ricas de la capital y marginaba a los pobres del interior. Por tanto los miembros del PLAG convocaron a los tauromarquinos a unírseles en su lucha armada para derrocar al gobierno y defender los intereses de los campesinos.

Luego llegó una columna del ejército (en minúscula, claro) que estaba persiguiendo a los miembros del PLAG y arrestaron a varios pobladores sospechosos de ser miembros del PLAG y se los llevaron sin decir a dónde ni qué les iban a hacer. Los tauromarquinos no saben qué decidir. Por un lado si vincularse al PLAG para luchar por un país mejor o si plegarse al gobierno, aunque éste es un ente distante cuyas promesas de ayuda tienen poca probabilidad de cumplirse.” Y si usted, amable lector, cree que aquello es suficiente para indignarse, considere que además de esta apología a la lucha armada el librejo del Ministerio de Educación pregunta a los alumnos “¿Qué harían ustedes si estuvieran en el lugar de los tauromarquinos?”

Este apretado resumen de perversidades basta para comprender que el libro “Ciencias Sociales para Secundaria” es nefasto para la nación. Por ello resulta incomprensible que el ministro de Educación, José Antonio Chang, proponga ahora que una comisión evalúe si este contenido es conveniente para el país. Retírelo nomás, y asunto acabado.

O ¿acaso el ministro Chang cree que EE UU, Alemania, Francia, Australia, Japón, China, Chile o cualquier país que se precie de ser una auténtica nación con estima propia, carácter firme y personalidad patriótica, permitiría que su Estado induzca a las futuras generaciones a pasar por agua tibia un hecho gravísimo como que su sociedad –debido a la insanía mesiánica de un puñado de antisociales– se vio forzada a atravesar una sangrienta época de genocidio que duró un cuarto de siglo? O ¿es que el ministro Chang piensa que con hipótesis encubridoras del terror como estas se ayuda a la juventud a que entienda lo que vivieron millones de compatriotas aterrorizados por el peor de los flagelos contemporáneos que azotan a la humanidad?

No señor ministro. Tras el primer campanazo de alarma usted debió retirar el texto de marras y asimismo disculparse ante el jefe de Estado por no haberle advertido del contenido que le hizo prologar. Es más, necesita usted, señor ministro, individualizar a los responsables de tamaña barbaridad para que el país los conozca. Esperamos que lo haga cuanto antes y así evite pasar a la historia como cómplice de este crimen educativo.
________________________
CORREO 04 de septiembre de 2008

¡Regresó Endora!

- Clarísima la jugada de Meche Cabanillas para impedir que Chang reemplace a Del Castillo en el premierato dentro de muy poco. Hasta los árboles saben que Del Castillo ya no da más, que ya está sin reflejos (ver el Moqueguazo y el Chunchazo), que parece un vapuleado Rocky en el decimoquinto round (y tras una noche anterior con Brigitte Nielsen), que ya cumplió su ciclo hace mucho rato (y en general lo hizo bien), que clama por un mes de vacaciones (¡pero no a lo Toledo!). Más bien sorprende que García todavía no lo haya reemplazado, más aún con esas últimas encuestas... Es obvio que Alan necesita oxigenarse con un cambio allí para llegar refrescado a la APEC, esa gran esperanza para comenzar a remontar en las encuestas (ojalá nomás que cualquier relevo sólo sea para mejorar).

Chang asomaba como candidato de fuerza, junto a Ántero y Cabanillas. Y como Meche ansía ese puesto, pues a dinamitar rivales (aunque hay que reconocer que esos textos son totalmente inadecuados para escolares. Esa situación problema de un niño con senderistas en la página 142 justifica por sí sola que retiren ese libro y le metan una multaza a los de editorial Norma por irresponsables. ¡Todavía tienen la conchaza de sacar un comunicado en tono airado!). Que se vaya cuidando ¡ntero, pues la doña es de temer y ya vendrá por él.

- El izquierdismo de Bambarén –que le ha bajado bastante con la edad; digamos que pasó de rojo a caviar– no debe sorprender. Es jesuita y esa orden aquí siempre se ha caracterizado por ser rojimia en sus gustos.

Tenemos allí a Muguiro, de la rabiosamente antiminera Radio Marañón; a los de CIPCA, que controlan la alborotadora Radio Cutivalú; a Romeo Luna Victoria y Ricardo Morales, que colaboraron con la Reforma de la Educación de Velasco y metieron harto rojerío en el Colegio La Inmaculada de mi época; a Felipe MacGregor, que fue el patriarca que formó a toda la caviarada en la Universidad Católica, donde fue rector de 1963 a 1977. Así son.

Por si acaso, no soy practicante, convivo, no pondría a un hijo en un colegio que no fuera laico y mixto, y apoyo abiertamente temas que no le gustan al clero (control de natalidad, divorcio, eutanasia, legalización de las drogas, matrimonio gay, fin del celibato eclesiástico, que las monjas puedan hacer misa, etc., y publico a un anticlerical convicto y confeso como La Ortiga), así que por allí no me chanten ser del Opus Dei o algo así por haber defendido a Cipriani, como por allí ya he escuchado. Soy Opus Night, en todo caso.

Es que me asquea mucho la pretensión de creerse la conciencia de la nación, la exhalación eterna de moralina, el intelectualismo pedante (como el de ese canoso caballero palabrero que le mete el sicoanálisis –ese cuentito palabrero; el 90% es químico y genético– a todo), la hipocresía (como pasar por humilde pero permitir ser pintado al costado de Cristo o cruzar las labores en una ONG con funciones públicas, por ejemplo), las mentiras arteras (lo de la cojudez, el cartelito, el número de muertos...), el manipuleo de las masas campesinas o el abuso escandaloso del testamento de Riva-Agüero de los caviares.

Aldo Mariátegui
_________________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 4, 2008

EDITORIAL

Deslinde de responsabilidades y orden en los textos escolares

Ante la grave denuncia sobre contenidos irregulares en los textos escolares, sigue pendiente el deslinde de responsabilidades, así como un plan de contingencia y de revisión del sistema por parte del sector Educación.

El objetivo debe ser terminar con el gran desorden e improvisación, que es más grave cuando está en juego la formación de los alumnos. Las pruebas están a la vista, por ejemplo en textos con contenidos que hacen clarísima apología del terrorismo, lo que es inaceptable.

No se trata, de ninguna manera, de alentar ni promover censura alguna --nada más alejado de la realidad ni de la coherencia democrática--, sino de llamar la atención sobre la urgencia y necesidad de imponer orden y transparencia en la estructura ministerial relacionada con los textos. Por ejemplo, debe establecerse un cronograma claro y anticipado de licitaciones de textos, mayor coordinación con las editoriales, revisión del sistema de licitaciones para permitir mayor competencia, validación de contenidos por personal calificado y, sobre todo, una instancia ministerial que asuma entera responsabilidad por todo ello.

En reiteradas ocasiones hemos apoyado las iniciativas ministeriales en el sistema educativo, por ejemplo para imponer la evaluación de profesores y acabar con la injerencia política e ideológica del Sutep. Esta vez, sin embargo, tenemos que llamar la atención sobre las debilidades del sistema de publicaciones, que exigen atención y cambios urgentes, para no desvirtuar la reforma educativa en curso.
____________________________
PERU 21 SETIEMBRE 2, 2008

El ministro de Educación no descarta retirar los polémicos textos escolares

José Antonio Chang anunció la formación de una comisión en el Congreso que revisará los libros en los que se alude al accionar de los grupos terroristas en la época de la violencia política, y precisó que en 15 o 20 días se tendrá el resultado de este trabajo.

El ministro de Educación, José Antonio Chang, reveló hoy que el Congreso ha decidido formar una comisión que analizará el contenido de textos escolares que han sido distribuidos entre alumnos de quinto año de secundaria de escuelas públicas y que distorsionan – según denunció la congresista Mercedes Cabanillas – el accionar de los grupos terroristas en el Perú, señalando que estos “luchan por un país mejor”.

Tras su presentación ante la Comisión del Congreso del Parlamento, donde explicó este y otros temas referidos a su sector, Chang Escobedo no descartó que se ordene el retiro de los polémicos libros luego de la revisión que se hará de sus contenidos, trabajo que tendrá una duración de 15 a 20 días.

“El ánimo de la Comisión de Educación ha sido muy positivo y creo que con esto podemos mejorar estos instrumentos académicos. El ministerio ha decidido revisar todos los ‘currículums’ y separar las áreas temáticas para mejorar los conocimientos, profundizarlos y corregir, si es que hubiesen, ambigüedades”, señaló en una conferencia de prensa en la sede del Legislativo.

Sostuvo que lo importante es despolitizar los contenidos de los textos. “Hay que ganar un espacio académico y de discusión en el que todas las ideas puedan ser debatidas. (...) Hay que ver el resultado de esta evaluación y lo que pueda resultar de ese proceso. Si es necesario, habrá que retirarlos, pero yo tengo la seguridad que ahí hay temas que son muy discutibles y que, en todo caso, aquellos que tienen una doble interpretación deberán tener una aclaración”, agregó.

En otro momento, volvió a renovarle la confianza al viceministro de Gestión Pedagógica del sector, Idel Vexler, sobre quien recayó la artillería pesada de la congresista aprista Mercedes Cabanillas, quien pidió su renuncia luego de denunciar un presunto contrabando ideológico en los libros. Chang descartó que dentro del Ministerio de Educación haya personas vinculades con el partido de ultraizquierda Patria Roja.

“Descarto que haya miembros de un partido político en las direcciones. No tenemos una creencia partidarizada y el profesor Idel Vexler tiene toda mi confianza, ya que él es independiente y tiene una trayectoria intachable”, puntualizó.
_________________________
EXPRESO SETIEMBRE 2, 2008

Libro pro senderista en manos de escolares

A continuación presentamos la segunda y última parte del informe en el que damos cuenta de las páginas del texto escolar “Ciencias Sociales para Secundaria Norma”, en las que se distorsiona la historia reciente, buscando inducir a los adolescentes a peligrosas maneras de entender el fenómeno terrorista y a confundir la actuación victoriosa de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú.

No cabe duda que la Dirección de Educación Secundaria hace tiempo que fue infiltrada por especialistas y funcionarios adscritos a Patria Roja y al Movimiento Pedagógico Popular. Lamentablemente estos cuadros políticos mañosos se han valido de historiadores incautos, a quienes sumaron en la elaboración de un texto escolar mal hecho. Es un libro irresponsable y manipulador que está dirigido a generar una empatía entre los estudiantes y la lucha subversiva. Veamos por qué.

“Lectura” para discutir en clase
En el informe de ayer referimos la “actividad de aprendizaje” que aparece en la página 142. Ahí se plantea una “situación problema” (una lectura) para ser discutida entre el profesor de aula y los alumnos, así como se presenta preguntas “para trabajar en equipo”. Esa lectura recrea –mediante un lenguaje y estilo parecido al de los senderistas– la historia del niño llamado “Juan”.

Se describe que Juan vive en el pueblo Tantamarca. Se relata que “la gente se dedica a la agricultura y la ganadería”. Y que existe un partido llamado Partido por la Liberación de Agricultores y Ganaderos (PLAG). Igualmente dice el fragmento: “el gobierno solo favorecía a las personas ricas de la capital y marginaba a los pobres del interior. Por tanto, los miembros del PLAG convocaron a los tantamarquinos a unírseles en su lucha armada para derrocar al gobierno y defender los intereses de los campesinos.”

Además refiere la historia de Juan que “las malas acciones del gobierno causan gran frustración”. El cuento continúa, señalando que luego “llegó al pueblo una columna del ejército que estaba persiguiendo a los miembros del PLAG y arrestaron a varios pobladores sospechosos de ser miembros del PLAG y se los llevaron sin decir a dónde ni que les iban a hacer”. Ante esta situación Juan no sabe qué decisión tomar. El texto plantea por un lado si él podría vincularse con el PLAG y “luchar por un país mejor”; y por otro si quiere plegarse al gobierno, “pero este es un ente distante cuyas promesas de ayuda tienen poca probabilidad de cumplirse”.

Termina el cuento preguntando al alumno: “¿Qué harías tú?”

Como se puede apreciar, en esta página abiertamente se trata de inducir al estudiante hacia una de las posiciones, la del Partido por la Liberación de Agricultores y Ganaderos (léase Sendero Luminoso), ya que Juan vive en un pueblo donde los pobladores viven de esas actividades.

Preguntas-trampa

Esta apología de la subversión queda redondeada cuando el libro detalla las actividades escolares para ser trabajadas en equipo mediante las siguientes preguntas:

–“¿Qué argumentos existen a favor y en contra de cada una de las opciones de las que dispone (Juan)?”
–“¿Qué harían ustedes (estudiantes) si estuvieran en lugar de Juan? Argumente su respuesta.”
De esta manera se induce a la clase a dividirse unos a favor de la subversión y otros del gobierno, cuando a este último se lo ha criticado anteriormente de no hacer nada por el pueblo.

Luego, a través de otra interrogante, se sugiere que la posición de PLAG es una “alternativa” cuando plantea:

–“Discutan con el resto de grupos de la clase cuál sería la mejor alternativa en un caso como este. Tomen en cuenta las repercusiones de la decisión de Juan para su familia, su pueblo y el país en general.”

Otras perlas
En la pág. 205 del libro de la vergüenza se insiste en el error de la Comisión de la Verdad, al exagerar el número de víctimas de la violencia terrorista, la que no pasa de 30 mil, pero se consigna que fueron 69,280, lo cual es irresponsable y tendencioso, además de alterar la verdad histórica que nunca debe faltar en un curso de Ciencias Sociales.

En esa misma página el libro se refiere al principal cabecilla de Sendero (verdadero responsable del baño de sangre que inundó al Perú), en los siguientes términos: “Sendero Luminoso (SL) nació en Ayacucho, en 1970, liderado por el filósofo Abimael Guzmán, conocido por sus adeptos como el ’presidente Gonzalo’.”

La pág. 220 es todo un ejemplo de la parcialización con Sendero Luminoso y el MRTA. Por ejemplo se afirma sesgadamente: “El fracaso en el diseño de una estrategia de lucha contra este tipo de conflicto dio lugar a una represión indiscriminada”. Además en esta página aparece una fotografía de una banderola senderista en la que se califica de “genocidas” a las “FF AA y FF PP”. Y en la leyenda de la foto aparece la siguiente tarea para el alumno: “Observa la imagen y señala a qué obedece el contenido. ¿Estás de acuerdo? ¿Por qué?”.

De esta manera se busca influenciar al estudiante en este tipo de ideologías subversivas o, por lo menos, despertarle la curiosidad para que se acerque más a las tesis senderistas.

En la pág. 243 el libro coloca otra fotografía, la de una columna armada, que al parecer son ronderos, pero en la leyenda se dirige al escolar la siguiente interrogante: “¿Por qué el mensaje senderista tuvo acogida entre los jóvenes universitarios y escolares?”

Esta pregunta encierra tendenciosamente una afirmación totalmente falsa, puesto que nunca Sendero Luminoso tuvo acogida en esos segmentos de la sociedad. El hecho de que piquetes reducidos de terroristas se impusieran en algunas universidades públicas mediante la dinamita, no significó jamás que hayan contado con el respaldo de los universitarios, menos de los escolares.

Lamentablemente el presidente de la República no dudó en estampar su firma y su foto en un libro de estas características. ¿El Estado contra el Estado?

Rafael Romero

Libro vincula al alumno con Sendero
n En la pág. 261, correspondiente a la pregunta N° 14 de la evaluación final del curso, se pide al estudiante: “Realiza un informe sobre el surgimiento de Sendero Luminoso. Contempla las causas, objetivos, métodos y organización de este movimiento.”

Este tipo de cuestionario intenta estimular al alumno a que se vincule con ese grupo subversivo, al que incluso el texto se cuida de llamarlo simplemente “movimiento” sin agregarle el adjetivo que le corresponde (“terrorista”). ¿Qué pasaría, señor padre de familia, si su menor hijo –mediante esta tarea– se siente identificado con los “objetivos, métodos y organización” de Sendero Luminoso? No se han medido las consecuencias graves, ya que algún alumno equivocadamente podría hasta sentirse tentado a refundar células terroristas.
________________________
CORREO SETIEMBRE 2, 2008

Defiende conceptos vertidos en polémicos textos escolares

Editorial Norma le tira la pelota al Ministerio de Educación

Le tira la pelota al Ministerio de Educación. La editorial colombiana Norma, responsable de la edición y revisión final de los contenidos de sus textos escolares de Ciencias Sociales, cuestionados por una presunta apología senderista, defendió la idoneidad de éstos y negó tener responsabilidad en el hecho.

Mediante un comunicado, Norma asegura que los especialistas del Ministerio de Educación no encontraron ningún sesgo ideológico en el tratamiento de los temas de la historia reciente del Perú.

Precisa que participó en la licitación 2008 (Minedu-OEI), y obtuvo la adjudicación del texto Ciencias Sociales 5, luego de pasar por todo el proceso de evaluación de ese portafolio. En el caso concreto del terrorismo –señala– somos precisos en señalar las responsabilidades y las atrocidades cometidas por los senderistas.
________________________
CORREO SETIEMBRE 2, 2008

Editorial bajo la lupa

¿Dónde opera Norma?

El Grupo Editorial Norma, que ha estado en el ojo de la tormenta en los últimos días, es una filial de Norma Comunicaciones, compañía colombiana especializada en la edición y comercialización de libros, que tiene también como sucursal a la española Parramón Ediciones.

El Grupo Editorial Norma inició operaciones en 1960, comercializando textos escolares de editoriales extranjeras, y mantiene en la actualidad oficinas en 13 países de América Latina y también en Estados Unidos.

Según su portal de internet, este empresa publica textos para satisfacer la demanda del mercado escolar de acuerdo con los requerimientos de cada país (como en el caso del Perú), y obras de referencia como diccionarios y enciclopedias, además de textos de nivel superior.
Entre sus representantes en nuestro país figura Otto Tibaquira Caro como uno de sus apoderados.
__________________________
EXPRESO 02 de septiembre de 2008

¿Quién es el responsable?
Luis García Miró Elguera

Según el libro “Ciencias Sociales” publicado por editorial Norma bajo los auspicios del Ministerio de Educación, lo que sucedió en este país durante un cuarto de siglo apenas fue “un conflicto armado interno”. No hubo terrorismo. Es más, el libro de marras formula una pregunta que induce a la bestialidad: “¿Es posible una sociedad sin violencia?” Y en forma temeraria se refiere así a Sendero Luminoso SL y al Mrta: “Ambas agrupaciones pretendían tomar el poder a través de las armas, buscando fundar una nueva sociedad más justa…” Luego continúa con otras insinuaciones a favor de la sedición como: “el conflicto armado interno ocurrido entre las décadas de 1980 y 2000 tuvo causas históricas que explican algunas de sus características. El fracaso de las reformas que pretendían crear una sociedad más justa generó frustración en amplios sectores de la población”.

Mas adelante este libro oficial del Estado peruano contiene un subtítulo indignante: “Comprendiendo el conflicto armado interno”, el mismo que soslaya en forma grosera los atentados dinamiteros, los coches bomba, los secuestros con y sin muertos, los asesinatos dirigidos, los ´ajusticiamientos´, etc., perpetrados por SL y el Mrta; sin embargo el librejo en cuestión se expande en acusaciones a las FF AA y a la PNP responsabilizándolas de ser autoras de una ´guerra sucia´. Además este texto miserable señala que, si bien hubo 26 mil víctimas en Ayacucho, de manera amenazante añade que “si la lucha se hubiese desatado solamente en Lima habrían desaparecido las poblaciones de Miraflores, San Borja, San Isidro y La Molina”. ¿Qué insinúa con esto?

Resulta repudiable que el Ministerio de Educación haya puesto en manos de los alumnos un libro tan perverso, dirigido a que la juventud “comprenda” las razones que tuvo el terrorismo al enfrentarse a sangre y fuego a “una sociedad injusta”. Este bodrio obedece a la estrategia de la izquierda que insiste en lavar el cerebro de los peruanos respecto al accionar genocida de SL y el Mrta. En rigor, es la línea de la inefable Comisión de la Verdad e Irreconciliación.

Porque, dejémonos de vainas, la tesis zurda –de ultra a caviar– es que los terroristas fueron, son y serán siempre luchadores sociales que se levantan contra un Estado opresor para mejorar la vida de las mayorías oprimidas. Así piensan desde estalinistas a progres, incluyendo a esa gentuza sin línea que mamó de la ubre montesinista hasta el año 2000, inclusive –es decir, después de haberse registrado todos los actos de corrupción– pero que caído el régimen fujimorista optó por integrarse a la “sociedad civil”, tragándose como penitencia una tonelada de caviar Beluga para que se le permita actuar como director de un diario progre, en este caso pro sedicioso.

No es posible que se pase por aguas tibias tamaño atentado contra una sociedad que vivió en pánico un cuarto de siglo; ni que se ignore de manera tan vil la muerte de 30 mil peruanos asesinados en forma inmisericorde por SL y el Mrta. El Ejecutivo –o sino el Congreso– deben denunciar y penalizar severamente al autor de este crimen social.
________________________

PERU 21 SETIEMBRE 1, 2008

"El ministro de Educación me llamó para renovarme la confianza"

El viceministro de Gestión Pedagógica, Idel Vexler, confirmó que el titular del sector, José Antonio Chang, lo llamó para ratificarlo en su cargo, y adelantó una revisión de los textos escolares cuestionados por la congresista Mercedes Cabanillas.

Pese a las duras críticas de la congresista aprista Mercedes Cabanillas, a la sazón presidenta de la Comisión Política del partido de gobierno, quien pidió su renuncia, el viceministro de Gestión Pedagógica del Ministerio de Educación, Idel Vexler, confirmó esta mañana que el propio ministro del sector, José Antonio Chang, le renovó la confianza.

Cabanillas exigió la cabeza de Vexler porque –- según ella -– es el responsable de que en los textos de discusión escolar de quinto año de secundaria se hayan incluido hechos distorsionados sobre la violencia terrorista que vivió el país.

“El día viernes el señor ministro (Chang) me llamó personalmente para renovarme la confianza y eso lo agradezco totalmente y públicamente, así como a todas las personas que han tenido muestras de simpatía a mi gestión y a mi trayectoria profesional”, refirió Vexler en RPP.

Diversos sectores de oposición cuestionaron la posición de la parlamentaria oficialista y consideraron que esta era una maniobra para sacar a Vexler del ministerio y nombrar a un miembro del partido de gobierno.

REVISARÁN TEXTOS. En tanto, Vexler Talledo adelantó que se ha dispuesto que un equipo de técnicos revisen los contenidos curriculares y los materiales educativos, sobre todo en la educación básica regular, a fin de evitar expresiones susceptibles a una interpretación inadecuada.

“Este proceso de revisión es permanente en el ministerio y los equipos técnicos lo van a hacer más intensivamente”, refirió, aunque explicó que los textos son solo herramientas para promover los aprendizajes y generar los pensamientos reflexivos y críticos para que los alumnos tengan una sólida formación ciudadana y cívica.
____________________________
EXPRESO SETIEMBRE 1, 2008

Vexler es responsable de textos pro senderistas

Más de 500 mil libros distribuidos en colegios justifican subliminalmente la violencia de Sendero Luminoso.
La polémica desatada tras la denuncia de la congresista aprista Mercedes Cabanillas, sobre el contrabando ideológico que contiene el texto escolar “Ciencias Sociales para Secundaria Norma”, ha comenzado a señalar culpables.

Tras probarse efectivamente la existencia de una distorsión y manipulación en el enfoque del contenido del mismo, en donde los elementos terroristas pasan subrepticiamente a ser considerados como una fuerza beligerante, todo indica que el dedo acusador inevitablemente conduce a la figura del viceministro de gestión pedagógica, Idel Vexler, por más que la parlamentaria aprista se haya retractado en pedir su renuncia.

Non sancto
No hay que olvidar que el viceministro de Gestión Pedagógica, Idel Vexler, lleva ocho años atornillado a un alto puesto del sector Educación, por lo que no está exento de responsabilidad en la planificación curricular, elaboración y supervisión de los contenidos pedagógicos y metodológicos de los textos escolares.
Pero tampoco hay que olvidar que Vexler en los años setenta estuvo vinculado al radical SUTEP. Y, posteriormente, entre los años 2004 y 2006, fue uno de los principales gestores y ejecutores del Programa de Educación de Áreas Rurales (PEAR) que tenía entre sus filas a declarados dirigentes de la otrora izquierda marxista-leninista, reclutados obviamente bajo la aprobación del jefe del citado programa.

Responsable de rey a paje
El texto escolar “Ciencias Sociales para Secundaria Norma” tiene gruesos errores de concepto y apreciación sobre aspectos de la historia peruana de las últimas tres décadas. El principal embaucado es el presidente de la República, Alan García Pérez, quien no dudó un momento en estampar su firma –la que figura en cada uno de los 506,593 ejemplares impresos– al final de un corto mensaje en el que también aparece como fondo su fotografía.

El hilo de la madeja
Pero obviamente las responsabilidades van desde el ministro de Educación, José Antonio Chang, pasando por el viceministro de Gestión Pedagógica Idel Vexler Talledo, y llegan hasta los funcionarios técnicos Miriam Ponce Vértiz (directora general de Educación Básica Regular) y César Puerta Villagaray (director de Educación Secundaria).

Los autores, cuya visión deja mucho que desear al margen de sus credenciales profesionales, son: Luis Arista, José Gargate, Henry Galecio, Álvaro Calado, Emilio Candela, Álex Loayza, Roberto Chauca, Cristóbal Aljovín, Ladislao Landa, Ángel García, Ricardo Guerrero, Carlos Ponce, Rebeca Carrasco, Zoila Rivera y Mateo Culotti.

¿Y los originales?
No sería difícil determinar quiénes son con exactitud los directos responsables intelectuales de tamaña deformación histórica, si es que el director general de todo este grupo de redactores, de nombre Carlos Oswaldo Aburto Cotrina, hace públicos los originales y las partes encargadas a cada uno de ellos. Aunque debemos aclarar que el libro de principio a fin tiene un planteamiento transversal que desvirtúa el papel desempeñado por las instituciones democráticas del país que vencieron al terrorismo, saliendo –por el contrario– a favor de una inducción del escolar a posiciones reivindicatorias de la subversión.

Los correctores
Pero si se deslizaba algún error de los autores, el libro tenía que pasar naturalmente por varios filtros para corregirlos.
Uno de ellos era el de los “correctores pedagógicos”, entre los cuales encontramos a Rosario Castro, Maite Machare, María Peña Jiménez, Gisella Rondón Chuquillanqui y Rossana Zurita. El otro filtro era el de los “correctores científicos”: Arnaldo Mera, Cristóbal Aljovín y Agustín Haya de la Torre. En tanto, el tercer filtro estaba a cargo de Fernando Carbajal, Rossana Alva y nuevamente de Agustín Haya de la Torre.

Sin embargo, había dos despachos debajo del viceministerio de Gestión Pedagógica que lamentablemente no cumplieron con su papel a cabalidad, el de César Puerta Villagaray (director de Educación Secundaria) y el de Miriam Janette Ponce Vértiz (directora general de EBR).

“El libro está bien”
Uno de los principales defensores mediáticos de Idel Vexler se ha ido de bruces pues ni siquiera el propio viceministro de Gestión Pedagógica ha dicho que el libro esté bien. Sin embargo, el periodista de marras y muy suelto de huesos ha dicho desde su columna que “el texto (libro de Ciencias Sociales de 5º de secundaria) está bien”. Y luego, dicho periodista que confunde el amiguismo con el periodismo, agrega, refiriéndose al libro cuestionado: “Promueve un pensamiento crítico, en un alumno de quinto de secundaria, sobre las últimas tres décadas.” Esta frase demuestra que no ha leído el libro, y si lo ha leído no lo ha entendido, o peor aún, manifiesta que comparte la manipulación histórica que ahí se hace, sin importarle que miles de alumnos sean encaminados a un sistemático odio dirigido contra las FF AA y PNP.

Si este caballero se hubiera tomado el trabajo de revisar los textos y las secuencias gráficas colocados a lo largo de casi 300 páginas de un libro para 5to de Secundaria, hubiera reparado que es un documento que no “está bien hecho”, ya que intenta inocular venganza y revanchismo en los escolares contra sus FF AA y la PNP, y que en manos de un adolescente podría convertirse en verdadera dinamita. Es lamentable que como periodista “acucioso” no haya reparado en que dicho libro tiene como instructor al profesor de aula, muchos de los cuales, sobre todo en el área de Ciencias Sociales, no sólo son del SUTEP sino que adhieren a Patria Roja, primo ideológico e histórico de Sendero Luminoso.

Ideologizados
Veamos sólo algunos pasajes de este libro puesto en manos de los estudiantes de 5º de secundaria:

En la página 14 se pide al alumno inferir conclusiones sobre el “conflicto armado interno”, sin decir que el Perú fue víctima del terrorismo. También se deja en manos del profesor la entrega de lecturas, la supervisión del análisis de textos y testimonios. Y, después de una introducción sobre la violencia, plantea una pregunta para debatir en el aula: “¿Es posible una sociedad sin violencia? ¿Por qué?” Recordemos que Sendero Luminoso defendía la tesis marxista de que “la violencia es la partera de la historia”.

Asimismo, en la página 15, respecto a Sendero y al MRTA se escribe: “Ambas agrupaciones pretendían tomar el poder a través de las armas, buscando fundar una nueva sociedad más justa en teoría”. ¿No es esta una forma subliminal de llegar al escolar para que se sienta tentado por “una nueva sociedad más justa” buscada desde la acción armada?
Además, el libro agrega en esa misma página: “el conflicto armado interno ocurrido entre las décadas de 1980 y 2000 tuvo causas históricas que explican algunas de sus características. El fracaso de reformas que pretendían crear una sociedad justa generó frustración en amplios sectores de la población”.

Luego a la lucha terrorista la llama “búsqueda de alternativas radicales de solución”. ¿No es acaso esta una manera de justificación?
Seguidamente, en la página 20 un sugestivo subtítulo dice: “Comprendiendo el conflicto armado interno”. Ahí no abunda en detalles sobre los atentados terroristas, asesinatos, secuestros y ajusticiamientos, pero sí se explaya en acusar a las FF AA y PNP de ser responsables de una “guerra sucia”. Por si fuera poco, sutilmente dice también que hubo 26 mil víctimas en Ayacucho, pero que si la lucha se hubiese desatado totalmente en Lima, habrían desaparecido las poblaciones de Miraflores, San Borja, San Isidro y La Molina. ¿Qué pretenden decir los autores del libro con esta suerte de mensaje cifrado?

Más adelante, en la página 29, entre las actividades (tareas) encargadas a los escolares, el libro dice: “explica el surgimiento de Sendero Luminoso distinguiendo causas a corto y largo plazo.”

También loas a Fidel
De otro lado, podría pasarse por alto la página 140 que da más importancia a la revolución de Fidel Castro en Cuba (uno de los pasajes históricos preferidos del MRTA), frente a otros hechos de la historia mundial más relevantes. Sin embargo, lo que no puede dejarse de mencionar es la “actividad de aprendizaje” que indica el libro para ser “trabajada en equipo”. Vale decir, solicita la conformación de grupos de escolares en el aula para analizar una lectura que aparece en la página 142 y que recrea, en medio de un lenguaje y estilo pro senderista, una historia imaginaria donde el personaje principal es un niño llamado “Juan”.

Táctica de la victimización
Idel Vexler ha logrado movilizar a su favor –tras varios años aupado al Estado (ha sido paniaguista, toledista y ahora funcionario del gobierno aprista)–, a toda su red de colaboradores, articulados en el tiempo que viene manejando las riendas de la educación pública. Sus conexiones no sólo están en decenas de burócratas que anidan dentro del Ministerio de Educación sino al exterior de esa entidad pública, sobre todo en algunos medios de comunicación que han salido a blindarlo a cualquier precio.
En particular, hay un diario que se ha sumado a un psicosocial contra las instituciones que derrotaron al terrorismo, y que se ha afinado con el texto escolar de Ciencias Sociales de 5to de Secundaria. Este psicosocial defiende el análisis histórico parcializado sobre la violencia vivida en el Perú, donde los victimarios (Sendero en particular) aparecen como víctimas. Así este psicosocial se ha proyectado en informes periodísticos en los cuales, por ejemplo, se lee: “Trascendió que José Antonio Chang le habría ratificado (a Idel Vexler) su confianza”. O cuando titula una de sus notas de la siguiente manera: “Mercedes Cabanillas ya no insistirá en renuncia de Idel Vexler.”

Este cohorte mediático apunta a politizar la denuncia contra el viceministro Vexler, hacerlo pasar por víctima de una campaña en su contra aduciendo que el APRA quiere copar la administración pública con sus partidarios.

¿Qué dice el reglamento?
La responsabilidad de Vexler no es producto de una campaña desaforada de este diario. De ninguna manera. Según el “Reglamento de Organización y Funciones del Ministerio de Educación” (Decreto Supremo No° 006-2006-ED, del 17 de febrero del 2006 y actualmente vigente), Título V, Capítulo 1 artículo 13º Del Viceministerio de Gestión Pedagógica, dice: “El Viceministerio de Gestión Pedagógica es el órgano responsable de proponer políticas, objetivos y estrategias nacionales, educativas y pedagógicas, de las etapas, niveles, modalidades y formas del sistema educativo que gestiona el Ministerio de Educación, para la aplicación de las estructuras curriculares básicas, los planes de formación y capacitación del personal docente, el seguimiento de los factores de calidad de la educación, de las investigaciones de carácter pedagógico y el uso de nuevas tecnologías de enseñanza. En el ámbito de su competencia, establece las relaciones intersectoriales y con instituciones de la sociedad civil que actúan a favor de la educación”. Más claro, ni el agua. El documento lleva la firma del presidente Alejandro Toledo y del entonces ministro de Educación, Javier Sota Nadal.
RAFAEL ROMERO
____________________________

PERU 21 AGOSTO 31, 2008

Mercedes Cabanillas ya no insistirá en la renuncia de Idel Vexler

No obstante, reitera que el viceministro de Gestión Pedagógica es el responsable de los supuestos errores en textos de secundaria. Fredy Otárola dice que la acusación busca sacar a funcionarios independientes del Ministerio de Educación.
412345Compartir Enviar
Si bien no ha cambiado de opinión respecto del fondo de su denuncia, la congresista aprista Mercedes Cabanillas dio un paso atrás en su pedido de renuncia del viceministro de Gestión Pedagógica, Idel Vexler Talledo, a quien señaló como el responsable de que se haya distorsionado el significado de los grupos terroristas en los textos de quinto año de secundaria.

“No voy a insistir en la renuncia porque me he enterado de que están presionando para que corran firmas de adhesión (a favor Idel Vexler)”, manifestó a RPP la ex titular del Congreso, quien, no obstante, ratificó que el viceministro tiene responsabilidad pedagógica en este asunto.

Cabanillas demandó que no se politice la denuncia, y aseguró que el objetivo de esta no es atacar a nadie sino señalar un error que debe ser corregido para beneficio de la población estudiantil.

El cuestionamiento –según la también presidenta de la Dirección Política del Apra– es que en los textos de secundaria se habla de los grupos subversivos como personas que “luchan por un país mejor pero con violencia” y, en lugar de que se condenen las acciones terroristas, se dice que “las Fuerzas Armadas reprimían con violencia y causaban, brutalmente, la muerte de presos senderistas en 1986”.

COSAS DEL APRA. Ayer, la presidenta de la Comisión de Educación del Congreso, Cenaida Uribe, confirmó la presencia en ese grupo de trabajo del ministro del sector, José Antonio Chang, este martes a las 8 de la mañana.

Precisó que la convocatoria se hizo para que informara sobre los avances de la infraestructura educativa en las zonas afectadas por el terremoto y el presupuesto de su sector para el año 2009, entre otros temas, pero que aprovecharán la oportunidad para abordar la denuncia sobre el contenido de los textos escolares.

Aunque no quiso adelantar opinión sobre el tema de fondo, la representante nacionalista sostuvo que este parecía ser más “un tema de los apristas”, pues la congresista Cabanillas pudo haber formulado la denuncia directamente ante el ministro Chang y, sin embargo, optó por hacerla en forma pública.

Similar opinión tuvo el vocero de la bancada nacionalista, Fredy Otárola, quien aseguró que este caso revela la lucha interna que existe dentro del partido oficialista por controlar el Poder Ejecutivo y, en particular, el Ministerio de Educación.

“Yo creo que, si hubiesen errores, el único responsable es el ministro, quien tiene la responsabilidad política; pero, en lugar de ello, quieren sacar a quienes todavía tienen cierta independencia”, manifestó a Perú.21.
____________________________
PERU 21 AGOSTO 31, 2008

Haya de la Torre niega su responsabilidad por cuestionados textos escolares

El dirigente aprista consideró que el Ministerio de Educación tiene que responder por el énfasis que se dio al tratamiento de los movimientos terroristas en el Perú. Aclaró que hace tres años revisó parte del material y no incluía el contenido en cuestión.

Haya de la Torre aclaró que la editorial Norma no le dio para leer la parte cuestionada del texto escolar.
El presidente del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan), Agustín Haya de la Torre, señaló al Ministerio de Educación y a la editorial Norma como los responsables del cuestionado texto escolar que se repartió en los colegios estatales donde no se condenaba los actos de los grupos terroristas en el Perú, tal como lo denunció la congresista Mercedes Cabanillas.

La legisladora aprista demandó el jueves la renuncia del viceministro de Gestión Pedagógica, Idel Vexler, por el contenido de un libro para los alumnos del quinto año de secundaria, pues éste – según comentó – afirmaba que los subversivos “lucharon por un país mejor”.

La respuesta de Vexler no tardó en llegar, pues, en declaraciones a una radio local, dijo sentirse sorprendido por los comentarios de la legisladora y reveló que el ‘revisor técnico’ de esos textos escolares fue Agustín Haya de la Torre.

“Creo que el viceministro no tiene mucha idea de lo que se trata. Esos libros tienen autores y ellos son los que asumen la responsabilidad. El trabajo que hacen es recoger comentarios y luego deciden lo que se publica. Los consultados no tenemos decisión y no sabemos cuál fue el destino de los comentarios que hicimos, por eso la editorial Norma es la que debe dar explicaciones”, precisó Haya de la Torre en diáogo con Perú21.pe.

El reconocido dirigente aprista comentó que la revisión que hizo del texto fue hace tres años y consistió en leer parte del material, el cual no incluía el contenido cuestionado. En su opinión, al haberse convertido en un texto oficial, con el aval del Ministerio de Educación, las autoridades de dicha cartera también deben dar las explicaciones del caso.

“Lo que hacemos es dar opinión sobre algunos capítulos parciales que se nos entregan para consulta. Nosotros no sabemos si nuestros comentarios son aceptados y nunca se nos da una versión final del texto. El nuestro es un trabajo secundario”, agregó.

Notas relacionadas
29/08/08 - Mercedes Cabanillas pidió la renuncia del viceministro de Gestión Pedagógica
Ed. Imp. - La oposición considera que las explicaciones debe darlas el ministro
Comentarios (7)
#1 | 30 agosto 2008 | 12:21:35 PM

Armando Broncano
mercedes cabanillas piensa que el que dirige el MINEDU es el Vice-Ministro de Gestion Pedagogica. ¿ y el Ministrazo de Educacion? ¿Esta pintado en la pared? ¿ No existe? ¿esta dedicado a "gerenciar" ? ¿le interesa un comino la eduacacion? ¿solo piensa en hacer dolares?.
Francamente con estos argumentos los apristas dejan muy mal parados a sus Ministrazos de Lujo.

#2 | 30 agosto 2008 | 01:00:41 PM
Carlos Casanueva
Demasiada alharaca por ocultar la verdad a la luz del conocimiento académico y científico, si la editorial, el autor o alguna autoridad gubernamental lo autorizó debe de tener un gran valor académico científico, que no debemos negar, por similares razones casi chamuscaron al gran Galileo.

#3 | 30 agosto 2008 | 01:48:17 PM
hERMES vASQUEZ
SI POR ESTE MEDIO SE ESTA IMPLANTANDO RAISES IDEOLIGICAS ERRADAS A LA JUVENTUD,QUE SE RETIREN LOS LIBROS Y SE LOS QUEME.

#4 | 30 agosto 2008 | 05:32:43 PM
JUAN RAUL
Ahora resulta que nadie tuvo la culpa... muy tipico de nuestra idiosincracia,, yo no fui ..fue tete.. pegale pegale que el fue....plop...

#5 | 30 agosto 2008 | 06:42:50 PM
Abimael
Pienso que que hablar o escribir sobre la verdadera historia del peru; especialmente de nuestros gobernantes, no debe incomodar a nadie. Al contrario son opiniones que de una u otra forma tratan de expresar el sentimiento de nosostros todos los peruanos. Eso de que ha habido un gobierno aprista, que genero terrorismo, por que el mismo gobierno lo fomento y que desgraciadamente debe reconocer, que lo reconozca. Ahora solo queda remediarlo, siempre y cuando se haga o se de la verdadera justicia en le Poder Judicial, porque el mismo gobierno sabe que en el poder judicial existe la mafia, la corrupción, y ahora que se quiera hacer de la vista gorda, no se pase. eso a sido tolerado por todos los gobiernos anteriores. En todos los ministerios hay corrupción; educación, salud, interior, transportes, etc. Los policias hacen operativos y sacan a diario entre dos a cinco soles, por chofer de mototaxis, y entre cinco y diez soles por auto. ¿De que justicia hablamos? y esto los policias lo hacen a vista y paciencia de los ciudadanos. Ustedes tienen la palabra, si es que verdaderamente los medios hablados, escritos y radiales, quieren un pais democratico con justicia social. Gracias Desde Sullana.

#6 | 30 agosto 2008 | 06:47:16 PM
Abimael
Espero que publiquen mi comentario, he grabado este comentario, para poder probar que los medios de comunicacion si se parcializan con el gobierno. Claro que lo publicaré por un diario de esos que dicen difundir la verdad. Tambien piendo que la ministra de transportes debe renunciar, el de educación que es el mas burro (con el debido respeto de los animalitos de Dios) de los ministros, el del interior que es un incapaz, amigo de ladrones, sicarios y matones. Ojala publiquen mi opinion, ¿hay que estar preparado, no?

#7 | 30 agosto 2008 | 06:49:01 PM
Luis Pinado
Es una verguenza, que en vez de hacer un mea culpa los responsables de este acontecimiento, se pretendan lavar las manos, creo que ni pilatos lo hizo tan bien.
Si se asume una responsabilidad, se asume las consecuencias de los actos de su juridiccion.
_____________________________
EXPRESO 29 de agosto de 2008

Libros escolares realizan apología al terrorismo

Congresista da claros ejemplos de distorsión de nuestra realidad política.
Más de 200 mil alumnos de colegios estatales en todo el Perú vienen siendo inducidos por textos e imágenes que justifican con argumentos tendenciosos los crímenes de Sendero Luminoso, y dejan mal parada la imagen de la democracia y de las Fuerzas Armadas. Por esto, la congresista Mercedes Cabanillas exigió la inmediata renuncia del viceministro de Gestión Pedagógica, Idel Vexler.
“Me parece que ha habido una supervisión muy superficial sobre los contenidos de estos textos”, señaló.

Cabanillas advierte como ejemplo que se cita el motín de presos senderistas de 1986 en El Frontón, con las siguientes expresiones: “fue reprimido por las Fuerzas Armadas con violencia, causando brutalmente la muerte de muchos de ellos”. Dos páginas después se presenta una foto de un panfleto senderista que tilda de “genocidas y expertas en derrotas” a las fuerzas del orden, para luego hacer la pregunta: “¿el gobierno y las Fuerzas Armadas actuaron con responsabilidad?”.

Asimismo, se cita como verdad irrebatible la información de la polémica Comisión de la Verdad y la Reconciliación, como tildar de ‘guerra interna” a la lucha antiterrorista, y cifras de casi 70 mil muertos que fueron rebatidas técnicamente. Asimismo, se cita como fuente a la ONG Instituto de Defensa Legal, que tiene a varios directivos que han militado en organizaciones comunistas.

“Aquí no se puede usar esa terminología, porque lo que hubo fue una banda criminal que atacó a los peruanos, y no una guerra que polarizó al país. Esas palabras se usan por ciertos sectores que dan pie para buscar amnistía para Abimael Guzmán y otros terroristas. No estoy pidiendo que se nieguen los problemas, pero no se puede justificar que delincuentes como Sendero Luminoso tomen las armas y causen el terror”, concluyó.
CÉSAR ROJAS
______________________________
COMERCIO 29 de agosto de 2008

¿NO HAY UN SISTEMA DE REVISIÓN DE TEXTOS?

Cabanillas pide renuncia de Vexler por contenido de libros escolares
Viceministro niega que material sea revisado por él y asegura que tiene espíritu democrático

La congresista aprista Mercedes Cabanillas pidió la renuncia del viceministro de Gestión Pedagógica, Idel Vexler, por el contenido de los textos de Ciencias Sociales para quinto año de secundaria. Según Cabanillas, en los libros se justifica las acciones subversivas. "Habla de guerra interna, cuando lo que el Perú afrontó fue la acción de violencia y crimen de grupos subversivos", aseveró indignada.

La parlamentaria responsabilizó a Vexler por haber autorizado la publicación de este material, elaborado por la editorial colombiana Norma, en la cual se destaca al dictador cubano Fidel Castro como "uno de los líderes políticos de mayor influencia en la historia reciente de América Latina". "Hay un contrabando ideológico", remarcó Cabanillas.

Por cierto, del primer régimen aprista se resaltan en el texto el populismo desbocado, la estatización de la banca, las intervenciones en los penales y la creación del comando Rodrigo Franco.

Por su parte, Vexler dijo que no es él quien revisa los textos escolares, ya que este proceso se licita y se encarga a editoriales, donde laboran profesionales de varias disciplinas. También dijo que el aprista Agustín Haya de la Torre --hoy al frente del Ceplan-- es un "revisor técnico" de estos textos.

"No sé qué intencionalidad tendrá (Cabanillas). Soy un profesional independiente y siempre he mostrado pluralidad y espíritu democrático y tratado de mantener en este y el anterior gobierno un trabajo plural", declaró a RPP.
__________________________
CORREO 29 de agosto de 2008

Denuncia con pruebas en la mano que texto escolar mete contrabando ideológico

Cabanillas exige renuncia de Vexler por polémico libro

Un libro que parece haber sido editado parcialmente por los propios miembros de los grupos subversivos, debido a su alta dosis de contenido radical, generó la indignación de la congresista del APRA Mercedes Cabanillas, quien pidió la cabeza del viceministro de Gestión Pedagógica, Idel Vexler, por considerarlo el responsable directo del hecho.

Exijo la renuncia del viceministro de Gestión Pedagógica, Idel Vexler, porque ha permitido que en el texto de Ciencias Sociales se haya pasado un contrabando ideológico, denunció.

En conferencia de prensa, Cabanillas denunció que el libro Ciencias Sociales para alumnos de quinto de secundaria de la educación pública, de la editorial Norma, trae una serie de inexactitudes en relación al terrorismo en el Perú.

En uno de los capítulos se define al azote propiciado por Sendero Luminoso como una guerra interna.

El país no tuvo una guerra interna, el país afrontó las acciones de sabotaje, las acciones de crimen y violencia de SL, que causó varios miles de muertos, señaló.

En lo que puede considerarse como una apología del terrorismo, el libro contiene una fotografía con un cartel senderista que dice: Fuerzas Armadas y fuerzas policiales genocidas, expertas en derrotas.

Incluso el libro presenta al dictador cubano Fidel Castro como uno de los líderes políticos de mayor influencia en la historia reciente de América Latina.

Por su parte, el viceministro Idel Vexler se mostró extrañado de que la congresista pida su separación y pretenda afirmar que yo tengo que leer todos los libros.

Vexler dijo a RPP que hay intencionalidad política en la denuncia, pues él no tiene una responsabilidad técnica directa.

Mauricio Ottiniano
mottiniano@epensa.com.pe

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu