miércoles, 6 de agosto de 2008

EL HONORABLE MANTILLA Y LA SRA. PINILLA


LA PRIMERA 25 de septiembre de 2008

César Hildebrandt

La señorita Susana

Susana Villarán parece pertenecer a la Roma 1, la estación de bomberos con más linaje de esta ciudad que alguna vez quemaron los chilenos.

Con su casco de puntas, su manguera en ristre, el hacha de los salvatajes, el espíritu de cuerpo bomberil en la mirada fija, Susana Villarán ha salido a decir que Lourdes Flores es una irresponsable al anunciar el moqueguazo.

“Es imprudente, irresponsable –ha dicho–. Los ánimos están caldeados. ¿Se quiere ganar titulares atizando las cenizas para reavivar el fuego?” –se ha preguntado.

Y ha seguido pontificando esta Canonesa de la Cruz de las izquierdas amortajadas que lidera un partido llamado “Fuerza Social”:

“Los medios de comunicación son bastante funcionales a este tipo de política superficial e irresponsable...Ella (Lourdes Flores) siempre va con cámaras a todas partes. Está muy mal asesorada y tiene que hacer un reciclaje”, ha discurseado.

Esta mujer de púlpito y claustro quisiera no saber que Lourdes Flores sólo ha comprobado la temperatura moqueguana. Y Moquegua está con fiebre alta de la rabia porque este gobierno de falsarios –con las excepciones del caso, desde luego– ha vuelto a incumplir, escrupulosamente, cada punto del Acta que firmó para Canal 7 y para que Cesitar Campos, cuyo gordo expediente llegaría al Mar Muerto si fuera un rollo de papel higiénico, siga diciendo que todo va bien y que sólo la envidia puede decir lo contrario.

Y me pregunto: ¿Para esto se es socialista? ¿Para ponerse a la derecha de la derecha? ¿Para hablar como Margaret Thatcher? ¿Para acusar a la oposición que va a las zonas de conflicto de crear esos conflictos? ¿Para ponerse histérica cuando una región protesta con lo que tiene y como sabe frente al desaire del gobierno?

La señorita Susana está preocupada por la quemazón del descontento. Bien, pues que le exija al gobierno que deje de burlarse de los tacneños y moqueguanos. Que se enfrente a la mafia mediática que por ahora la acoge cuando se disfraza de nodriza de la democracia.

¿Democracia llama la señorita Susana a este juego donde los de abajo miran a los de arriba tomar decisiones para que abajo nada se mueva?

Yo le sugiero a Susana Villarán, muy modestamente, que pelee las internas del PPC con Lourdes Flores Nano (es posible que las gane). Que rete a duelo a Mercedes Cabanillas para ver quién es la lideresa de la Nada. Que le pida trabajo a Yehude Simon, un converso que está en eso de hablar doblado y mirando al suelo para que la derecha no le recuerde su pasado. Que le solicite a uno de los Agois una columna en su pasquín ultramontano. Que le pregunte a Chicho Mohme, en suma, cómo hizo para ser millonario repentino traicionando a Toledo y canjeándole a Bertini algunos secretos de índole penal.

Que haga cualquier cosa la señorita Susana. Que vaya, por último, donde Gisela a bailar por un sueño socialistón a la europea. Pero que no se siga llamando socialista. Porque si Susana desciende de Mariátegui, entonces Jaime Bayly desciende de Oscar Wilde.

(cesarhildebrandtpt781@gmail.com)
___________________________
LA PRIMERA 21 de agosto de 2008

Luis Torres Montero
malaspalabras@diariolaprimeraperu.com

Pinilla entre Caballé, Spears y Al Bondy

Susana Pinilla ‘pechó’ a tirios y troyanos para defender la honra de Mantilla. Cual madre ante el hijo en peligro. Increíble. Timoteo y Pollito Chicken están privados por este plop político y una amiga, abogada del Mimdes, está con la ‘garrotera’.

Con esta declaración, la ministra y también aficionada al canto, seguramente admiradora de la soprano Montserrat Caballé, dejó su imagen hecha una partitura embarrada de tamal adulterado, esa de panca y cartón. Susy ‘Caballé’ dio un falsete desentonado, acercándose al canto gregoriano que escarapela el cuerpo de cualquier aprista: el vladivideo donde Montesinos le descarga un billetazo a Mantilla. Susy pecó de palabra. Qué capacidad para mancharse la reputación y este es un claro síntoma que el poder en su cabeza sólo le llega en aire en vez de sangre.

Lo que acaba de hacer es cambiarle para siempre el nombre de su cartera por el de ‘ministerio de la Compañera’ y Mulder ya se ‘desmarcó’, haciendo entender que ella es ni chicha ni limonada para el partido. Ahora pues, Susy, solita, a ver si cantas la marsellesa a capella, porque ya te quedaste sin orquesta. Habría que dilucidar cuál es el concepto de ‘honorabilidad’ que tiene la familia Pinilla -el esposo- al momento que ‘lavó’ a Mantilla. Y eso que le doy crédito al decirle ‘Caballé’; le cae mejor el Susy ‘Spears’, por esta calabazada tremenda.

Eso de echarle la culpa al marido es más viejo…Los trapitos se lavan dentro de casa y por lo visto Mantilla manda también dentro de su ministerio. Si se duerme en la cama con un aprista, uno debe estar en guardia. No vaya a ser que seas parte de un psicosocial fidelísimo a la serie ‘Matrimonio con hijos’. Un Al Bondy puede decir cualquier cosa.
_______________________
PERU 21 20 de agosto de 2008

“El Apra no avala posición de Pinilla sobre Mantilla”

Mauricio Mulder Secretario general del Apra Sobre declaraciones de ministra de la Mujer en torno a Mantilla. Responde:
Autor: Patricia Quispe Villanueva

La cuestionada defensa de la titular de la Mujer, Susana Pinilla, de la 'honorabilidad’ de Agustín Mantilla no solo ha generado malestar entre la oposición. El secretario general del Apra, Mauricio Mulder, también toma distancia de sus polémicas declaraciones y enfila sus baterías contra el ex colaborador de Alan García.

¿Cree Ud. que Agustín Mantilla es una persona honorable, como lo sostiene la ministra de la Mujer?
No comparto para nada lo que ha señalado Susana Pinilla. Ella no es militante del partido; obviamente, tiene derecho a expresar sus puntos de vista, pero Agustín (Mantilla) cometió un delito bastante grave y eso ya no lo pone en la categoría del adjetivo que ella ha utilizado. Eso, recordemos, motivó su expulsión definitiva del partido porque no solo cometió un delito sino que se entendió con el enemigo, y eso es una falta política bastante grave que dirimimos en 2001. Para nosotros, esa es una vuelta a la hoja definitiva.

Ella no será militante, pero está casada con uno. Es extraño que diga que desconoce la situación de Mantilla.
Para nosotros, lo dicho por la ministra es objetable, pero cada uno es dueño de sus palabras y asume la responsabilidad que le corresponde. Sí es importante que quede bien claro que el partido no avala esa posición (de Pinilla).

¿Deberían los ministros ser más prudentes, sobre todo cuando se trata de personajes vinculados a la corrupción?
Yo no quisiera calificar de imprudentes las declaraciones de la ministra. Simplemente calificarlas de que no son correctas, no son declaraciones que yo pueda compartir

¿El Gobierno o el partido han evaluado la conveniencia de que Arana se aparte de la dirección del Foncodes?
Ese es un tema que tiene que responder el Gobierno. Lo que el partido no entiende es por qué un militante tiene que ser vetado de un puesto por el solo hecho de ser aprista, si no es acusado de una irregularidad, comisión de delito o falta grave en el ejercicio de sus funciones. Además, no es que se trate de una persona absolutamente imprescindible, pero se dice que porque es movilizador del Apra está en un puesto clave y que hay copamiento aprista. ¿Y el que estaba antes no es también aprista?

Pero a Arana no se le cuestiona por ser aprista sino por las denuncias de irregularidades en su contra y sus vínculos con un corrupto como Mantilla.
En ese caso entiendo que hay una resolución final del tribunal del Consucode que determinó que no había irregularidades, eso hay que respetarlo.

¿Si Arana no es imprescindible, por qué no se evitan ese costo político, o es tan importante para el Apra que cierran filas en torno a él?uFFFC
Es que creo que ese costo es parte de la política; no veo que eso vaya a afectar en demasía lo que tenga que ver con el nivel del Gobierno en las encuestas o con futuros anhelos electorales.

¿Los vínculos de Carlos Arana con Mantilla no cuentan para ustedes?
Tengo entendido que ya no tiene vínculos con Mantilla porque este fue expulsado del partido. Obviamente, sería un detrimento que mantuviera esos vínculos. Que ahora tenga vínculos no me consta; yo no tengo ninguno y la mayoría de militantes tampoco. Hay algunos que mantienen vínculos amicales (con él), pero que Arana pueda significar un alfil de Mantilla tendrá que probarse porque no me consta.
___________________________
LA PRIMERA 20 de agosto de 2008

César Lévano
cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

El honorable Mantilla y la sra. Pinilla

Susana Pinilla, ministra de la Mujer, no sabe del pasado de Agustín Mantilla. No se ha enterado de que éste fue visto por millones de peruanos en un video recibiendo 30 mil dólares de manos de Montesinos. No le despierta sospecha el que Mantilla no haya querido revelar el origen de seis millones de dólares que aparecieron a su nombre en un banco extranjero. O que haya sido el organizador del Comando Rodrigo Franco.

En declaraciones a El Comercio, la ministra fue enfática: “No tengo nada contra Mantilla, no sé en qué circunstancias recibió dinero de Montesinos. Mi marido es aprista, por él sé que Mantilla es una persona honorable”.

O sea que si su esposo le dice que Al Capone era un santo varón próximo a ser canonizado, la señora le cree.

En realidad, la doctora no es tan ingenua ni tan ignara. Lo que pasa es que tiene que defender, por orden de Alan García, el nombramiento de otro honorable, Carlos Arana, operador político del Apra que también tiene un “pasado vergonzante”, como dice, incorrectamente, la Marsellesa aprista. Vergonzoso será, pues.

Vergonzante es el pobre que tiene vergüenza de pedir limosna en público. Mantilla o García no piden, precisamente, limosna.

El caso Arana forma parte de la escalada del Apra para cubrir puestos de Estado a como dé lugar. Mantilla lo había pronosticado en los días en que García acababa de asumir por segunda vez la presidencia de la República.

“Dentro de dos años los compañeros empezarán a cubrir los empleos del Estado”, prometió. Profecía autocumplida.

Es fácil deducir que detrás del nombramiento de Arana y de la defensa de Mantilla está el propio García. Mantilla sabe que tiene fuerza “moral” para imponer a Arana y a cuanto aprista incapaz quiera prenderse de las ubres del fisco. Conoce sin duda el ex ministro del Interior que una sola frase suya, acompañada de pruebas bancarias, puede traerse abajo, para siempre, la carrera del audaz personaje que medra en Palacio.

Una fuente me asegura que los apristas que buscan empleo estatal van donde Mantilla, para ser recomendados. No se necesitan conocimientos o experiencia, se requiere carné.

La ola de despidos en el Congreso de la República me hace suponer que los reemplazantes son apristas. No hace mucho, el Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial (Fonafe) convocó un concurso para mil ejecutivos. ¿Quiénes creen que ganaron?

La ministra también tiene su historia. En sus días de estudiante en San Marcos militó en una organización marxista. Después creó el Instituto del Sector Informal, que nació con créditos del Banco Central de Reserva y manejaba los llamados créditos chicha.

La institución nació como entidad estatal; pero más tarde se transformó, no sabemos cómo, en una ONG privada, manejada por doña Susana.
_____________________________
EXPRESO 29 de septiembre de 2008

Psicosocial

En el juego democrático la dinámica entre gobierno y oposición debería mantenerse en un nivel aceptable y proactivo. Esto sería lo ideal. Pero con actores como el presidente de la CGTP, Mario Huamán –quien asesinó a su hermano político en aparente estado toxicómano–, es imposible mantener un debate serio de propuestas.

Este dirigente de la izquierda marxista (hoy chavista) ha salido a la opinión pública para mostrar un audio donde otro dirigente de construcción civil, de nombre Vicente Aponte, dice –motu proprio– haberse reunido con el mismísimo jefe de Estado, Alan García Pérez, para quebrar al sindicalismo humalista.

Audios pueden haber muchos y de cualquier perico de los palotes, pero ¿quién garantiza que lo que se dice en ellos es cierto o veraz? Nadie. Lo concreto y real es que Huamán está en un delicado embrollo tras recordar la prensa que él asesinó a un ciudadano. En una noche de copas y, a constar en los partes policiales, de drogas, el líder de una central sindical de izquierda, en posesión nada menos que de una arma 9 mm, se presentó beodo en casa del marido de su hermana y, según él, “se me disparó un tiro” que impactó –¡qué coincidencia!– en la cabeza de la víctima. Pero dada la blandura de algún fiscal y a la acción de jueces timoratos –aparte de anteponer su condición de “pobre y sindicalista”, chantaje típico de los promotores de la lucha de clases– y con una ayuda extra acaso del SIN montesinista –a través de un ex ministro de Economía ligado a aquel régimen–, Huamán jamás purgó cárcel por el grave delito de homicidio.

Bien, este asunto policial en realidad no interesa, porque ahora es importante confrontar actitudes políticas y no excesos alcohólicos. Y una de ellas es la forma como la cúpula izquierdista ha salido a limpiar la sangre derramada por Huamán, entre ellos están sus colegas de la CGTP, el líder de Patria Roja, Alberto Moreno, y el adalid del PUM, Javier Diez Canseco. Ellos, en conferencia de prensa, exhibieron un audio que no dice nada, salvo mencionar el nombre del presidente de la República. Es un psicosocial para ayudar a su compañero Huamán contra la pared tras recordarse detalles –que mantuvo en silencio– de tan miserable acto cometido por él hace quince años, y que pone en el tintero algo pétreo: esta persona no tiene la más mínima cordura emocional ni el debido respeto por la vida humana para dirigir a una agrupación sindical, ni de otra índole.

Pero, fiel a su estilo, a la izquierda no le importa tener como máximo líder sindical a quien carga con una muerte a cuestas. Por eso la zurda navega desde el siglo pasado sin portavoz maduro, inteligente ni culto. Es mucho pedirles en realidad. Y cuando casi lo tuvo –con Alfonso Barrantes– quienes hoy defienden a Huamán le clavaron un puñal por la espalda a ese malogrado político marxista que se esforzó por mantener las formas y buscar la cohesión en la entonces Izquierda Unida (IU). Sin embargo su lucha resultó infructuosa puesto que, debido a la traición de Patria Roja y del PUM (los pilares rojos de Huamán), esa alianza hizo explosión y la zurda volvió a atomizarse como ya le es característico. Que los demócratas se preparen, pues esa es la gente que quiere paralizar al país con psicosociales, paros y huelgas que arreciarán conforme se acerque el APEC.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu