sábado, 2 de agosto de 2008

SELECCIONADO ARGENTINO SE LLEVO LA DE ORO EN EL FUTBOL OLIMPICO


EL COMERCIO AGOSTO 23, 2008

La selección argentina ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing

8:23 | Un gol de Ángel Di María le dio a la 'albiceleste' el triunfo 1-0 ante Nigeria y le permitió defender el título del fútbol olímpico que logró en Atenas 2004

La selección olímpica argentina se alzó con el oro. Con un gol de Ángel Di María en el minuto 58, revalidó aquel título obtenido de manera brillante en Atenas 2004 y lo hizo frente a las águilas negras de Nigeria, el mismo equipo que en las Olimpiadas de Atlanta '96 le arrebató el triunfo a una selección que parecía campeón fijo.

Bajo una temperatura infernal de 35 grados, tan alta que el árbitro tuvo que hacer una parada en cada tiempo para que los jugadores se rehidraten, la selección argentina parecía calcinarse. Era atacada cada vez más por los africanos, pero fue la velocidad de Di MAría la que dio vuelta a la situación.

El jugador del Benfica encontró un balón en el mediocampo, arrancó a velocidad seguido de uno de los defensas nigerianos que tienen apariencia de velocistas y, ante la salida del portero africano, sombreó el balón para anotar el único tanto del partido.

Los argentinos festajaron haciendo una ronda en el círculo central del estadio olímpico "Nido de Pájaro" en Beijing. El triunfo se lo dedicaron al portero Ustari, quien sufrió una lesión que lo dejó fuera de los juegos olímpicos

Alineaciones:
Nigeria: Ambrose Vanzekin, Chibuzor Okonkwo, Onyekachi Apam, Dele Adeleye, Sani Kaita, Obinna Nsofor, Promise Isaac (cap) (Emmanuel Ekpo 70), Solomon Okoronkwo (Victor Anichebe 64), Ebenezer Ajilore, Olubayo Adefemi, Peter Odemwingie.

Argentina: Sergio Romero, Ezequiel Garay, Fabián Monzón, Pablo Zabaleta, Fernando Gago, Juan Román Riquelme (cap), Angel di María (Ever Banega 88), Nicolás Martín Pareja, Javier Mascherano, Lionel Messi (Ezequiel Lavezzi 93), Sergio Agüero (José Sosa 79).

Estadio: Estadio Olímpico de Pekín ('Nido de Pájaro')

Espectadores: 89.102

Árbitro: V. Kassai (HUN)

Goles:
Argentina: Ángel di María (58)

Amonestaciones:
Nigeria: Nsofor (51), Apam (68)
____________________________________

EL COMERCIO AGOSTO 4, 2008

América Latina exporta fútbol a Europa

Una mirada al 'mercado de piernas' latinoamericanas en Europa. Brasil encabeza la tabla.
Grupo de Diarios América

El futbolista sudamericano continúa siendo un imán de taquilla en el Viejo Continente. Lionel Messi, Kaká, Ronaldinho son capaces de inventar fantasías que ningún jugador europeo, africano o asiático puede lograr. Por ello, los equipos europeos siempre continúan pujando por llevarse a los mejores valores.

El Grupo de Diarios América (GDA) decidió contar las historias que envuelven la inmigración permanente de jugadores hacia la élite del fútbol mundial. Queda claro que las potencias Brasil y Argentina encabezan las exportaciones, con una salvedad importante: cada vez los jugadores que siguen el 'sueño europeo' son mucho más jóvenes.

La exportación también va de la mano de los éxitos de las selecciones. Chile y Uruguay han experimentado un 'boom' de ventas. Perú es un caso extraño: pese a sus malas campañas (no está en un Mundial desde 1982) es un mercado apetecido por empresarios. Al igual que en Brasil o Argentina, cada día salen más talentos jovencísimos como Reimond Manco (PSV) o Joarzinho Arroé, quien está desde los 14 años en suelo europeo.

Ecuador ha visto crecer su legión en Europa tras sus dos participaciones consecutivas en los mundiales. Colombia también ha visto crecer su número de jugadores en las canchas europeas, pero en muchos casos los destinos no son los mejores: Bucarest, Turquía Aunque tiene talentos como Iván Ramiro Córdoba y Nelson Rivas en los principales clubes italianos.

BRASIL
El más grande vendedor
El primer día hábil de enero del 2008, el director de registros de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Luís Gustavo Vieira de Castro, envió al AC Milan el certificado internacional de transferencia de Alexandre Rodrigues de Silva. Sus derechos federativos habían sido negociados por el Inter de Porto Alegre por 20 millones de dólares. Esto, a pesar de que en agosto del año pasado Alexandre Pato, el niño prodigio, quien a los 17 años, ni siquiera había completado un año como profesional, dejó la 'Beira-Río' como campeón mundial de clubes y de la Recopa Sudamericana.

Pato fue uno de los 1.242 jugadores que se transfirieron al exterior en el 2007. De ellos, 673 (54,1%) fueron a Europa. El número puede parecer alarmante si se compara con el de otros países de América, pero la principal preocupación del fútbol brasileño hoy no es la estadística, sino cómo evitar la fuga de sus jóvenes talentos.

La habilidad, la elegancia y la capacidad de improvisación del jugador brasileño son la materia prima que siempre despertó la codicia del mercado internacional.

Pero el fenómeno de las transferencias, en especial para Europa, se intensificó a partir de los años ochenta, cuando cracks como Zico, Falcao, Júnior y Sócrates cambiaron las canchas nacionales por la proyección mundial y la independencia financiera.

Desde que la puerta se abrió, la 'exportación de huesos y músculos' crece en proporciones preocupantes. Para tener una idea, en 1989, 132 jugadores fueron negociados. En los tres años siguientes, este número varió poco (136, 137 y 205) y se totalizaron 610 transferencias. Después de dos décadas, las cifras aumentaron abrumadoramente.

Hasta el 25 de julio, la CBF contabilizó 655 certificados internacionales en el 2008, de ellos 387 (59%) fueron para el fútbol europeo. Los que se van son hijos de familias pobres (Kaká es una rara excepción) que viven en la periferia de las grandes ciudades. Tienen un bajo nivel de escolaridad y el traspaso es una oportunidad única para sus familias de crecer socialmente y de cambiar de vida.

Pero la fuga de talentos en Brasil se ve como una cuestión más grave: la venta precoz de cracks en potencia. Tras el fin del pase (1998), las ventas aumentaron, aunque oficialmente la FIFA solo permite transferencias internacionales de jugadores mayores de 18 años.

Por eso, solo en enero la CBF envió el certificado de Alexandre Pato. La única forma para que los futbolistas vayan al exterior es que el club contratante ofrezca un empleo a sus padres o a los adultos responsables del menor. Pero como los dolores de cabeza acostumbran a ser grandes, el Milan y el Porto, por ejemplo, prefirieron esperar que Alexandre Pato y Anderson cumplieran 18 años para oficializar las transferencias.

ARGENTINA
Del granero al potrero del mundo
Emanuel Goldschmidt tiene 28 años. Se gana la vida como plomero, en Andorra, donde vive hace cinco años. Además tiene un ingreso extra como jugador de Sant Julia, el equipo de más argentinos en Europa, donde comparte la vida con 11 compatriotas. A Javier Zanetti no hace falta presentarlo: es el capitán del Inter tricampeón en Italia, otra de las colonias donde los futbolistas en celeste y blanco son mayoría. Entre Goldschmidt y Zanetti, hay un número récord de argentinos jugando en el Viejo Continente.

Con Carlos Tevez en la cima por su conquista de la Premier League y la Champions League con el Manchester United, las principales competencias europeas tuvieron campeones con destacada presencia argentina. Al país tantas veces calificado de "granero del mundo", es posible rebautizarlo, en términos deportivos, como "el potrero del mundo". Tevez es el ejemplo perfecto de la mezcla de talento y entrega que ofrecen sus futbolistas.

Solo en este receso de mitad de año se vendió a una veintena de jugadores. Los destinos son diversos y la calidad también. Están los últimos dos goleadores de los torneos locales: Darío Cvitanich, comprado por Ajax; y Germán Denis, por el Nápoles. También Diego Romano, que del campeón de Segunda División, San Martín de Tucumán, pasó a Atromitos de Grecia.

De Goldschmidt a Zanetti. De Andorra a Italia. Del granero al potrero. De la calidad a la cantidad. El fútbol argentino expande sus fronteras cada día un poco más.

URUGUAY
Un mercado dominado por Casal
Históricamente el fútbol uruguayo ha sido cantera de grandes jugadores y en los últimos 20 años ese semillero comenzó a proliferar en los mercados internacionales, donde algunos nombres trascendieron más de lo esperado por la gran cantidad de ceros a la derecha que los acompañaron.

Actualmente hay unos 220 uruguayos trabajando en el fútbol extranjero. El mercado de compra y venta de jugadores en el Uruguay está encabezado por el Grupo Casal, al mando de Francisco 'Paco' Casal, empresario que en los últimos meses mantuvo un litigio con el Estado por deudas tributarias. Casal, a través de su empresa Tenfield, tiene también los derechos de TV del fútbol uruguayo.

España e Italia son las ligas más cargadas de piernas celestes. Pero entre los distintos mercados figuran también algunos un tanto más exóticos como Omán, Rumanía, Azerbaiyán, Ucrania, Chipre, entre otros.

MÉXICO
'Europeos' en todas las posiciones
De los 23 hombres convocados para disputar el Mundial 2006, solo tres militaban en clubes europeos. 24 meses después, 14 mexicanos juegan en importantes ligas del Viejo Continente. Algunos de ellos ya son piezas claves en sus clubes. Ahora, Sven-Göran Eriksson tiene la posibilidad de armar una alineación con jugadores que militan en Europa, salvo la portería, única posición en la que México no ha exportado a nadie.

La defensa podría ser integrada por Rafael Márquez --pieza fundamental en el Barcelona-- y Héctor Galindo, que fue campeón mundial sub 17 y ahora juega en el AZ de Holanda.

Carlos Salcido, del PSV, sería el dueño de la banda izquierda y Ricardo Osorio (Stuttgart) iría por la derecha. Por las bandas pueden jugar Giovani dos Santos (Tottenham) y Andrés Guardado (Deportivo La Coruña), dos joyas del fútbol mexicano. Y arriba, Nery Castillo (Manchester City) y Carlos Vela (Arsenal) son los principales candidatos.

COLOMBIA
Los países pequeños son el nicho
Aunque hay cerca de 30 jugadores colombianos en el fútbol europeo, este país no es, tradicionalmente, exportador de jugadores al Viejo Continente. Al menos, no de manera directa. Son escasas las transferencias directas de un club colombiano a otro europeo, y menos hacia equipos grandes. De hecho, solo hubo dos en la historia: el paso de Adolfo Valencia, del Santa Fe, al Bayern Múnich, en 1993, y el de Edwin Congo, del Once Caldas, al Real Madrid, en 1999.

Por lo general, los colombianos que salen de su medio hacia Europa van a clubes pequeños o tienen que buscar un mercado puente. La transferencia más costosa fue la de Juan Pablo Ángel, quien pasó en el 2001 de River Plate al Aston Villa en 11,3 millones de dólares.

PERÚ
Un 'boom' bastante relativo
En pocos años, los empresarios y agentes FIFA han copado casi todos el fútbol peruano, que no se caracteriza por ser una fábrica de jugadores.

Un reciente conteo señala que 48 futbolistas peruanos militan fuera del país, una cifra que lo coloca en el séptimo lugar del ránking exportador sudamericano. De cualquier modo la cifra es incierta y debe actualizarse con frecuencia, porque cada cierto tiempo aparece un nuevo caso.

A falta de los grandes y tradicionales mercados, se abrieron otros de menos linaje, pero accesibles para los futbolistas sin cartel de grandes estrellas.

Las grandes ventas se producen a cuentagotas. Perú solo tiene colocados a dos jugadores en la Serie A italiana, tres en la Bundesliga, dos en la Primera División Española y uno en la Liga Premier inglesa. En cambio, tiene seis en la liga polaca, tres en Bélgica y otros jugadores en mercados tan exóticos como Ucrania, Israel y Chipre.

ECUADOR
Esmeralda y Chota, las dos fábricas
Edison Méndez, bicampeón de Holanda con el PSV y referente del fútbol ecuatoriano en el mundo, es capaz de dejarlo todo por un plato de frejoles, la comida preferida por los habitantes del valle de Chota, 1.500 km al norte de Quito.

El Chota y la provincia de Esmeraldas son las principales canteras del fútbol ecuatoriano. La selección que brilló en los mundiales 2002 y 2006 tiene por base a jugadores de las dos zonas. Méndez es el principal referente del valle. En cambio, Segundo Castillo (Estrella Roja de Serbia) es el estandarte del fútbol esmeraldeño.

Actualmente hay diez talentos tricolores que militan en las distintas ligas europeas. De ellos, cuatro ya han gritado campeón en el Viejo Continente: Méndez, Castillo, Rorys Aragón (Standard de Bélgica) y Félix Borja, que se coronó en el Olympiakos de Grecia y actualmente juega para el Mainz de Alemania.

CHILE
El sur se suma a la tendencia
Crece, día a día, la legión de chilenos en el extranjero. ¿Quiénes son los más destacados?

De acuerdo con su cotización, en primer lugar aparece Arturo Vidal, que en el 2007 fue fichado por el Bayer Leverkusen a cambio de 11 millones de dólares, que ahora lo tasa en más de 20 millones.

El segundo es Alexis Sánchez, que en el 2006 (cuando tenía 18 años) fue comprado por el Udinese de Italia a Cobreloa en poco más de 2 millones de dólares. El delantero estuvo a préstamo en Colo Colo y en River Plate y su valorización se fue a las nubes.

El seleccionado nacional de Chile que dirige Marcelo Bielsa está formado, en su gran mayoría, por jugadores que militan en diferentes ligas del mundo.

VENEZUELA
Arango abrió las puertas
Antes se trataba de solo algunos aventureros. Uno de los grandes talentos de la historia, Stalin Rivas, tuvo una breve estadía en Bélgica a comienzos de los noventa con el Standard Lieja y el Boom. Pero no fue sino hasta el 2004, con la llegada de Juan Arango al Mallorca español, cuando Venezuela pudo sentirse parte del gran concierto del mercado internacional de fútbol.

Chipre y Grecia han abierto sus puertas y ahora Bélgica se ha convertido en el destino de moda, con cuatro legionarios encabezados por la nueva joya de la vinotinto, Ronald Vargas, quien promete grandes cosas en el Brujas.

COSTA RICA
Los ticos pierden presencia
Costa Rica generó una importante exportación de futbolistas a ligas de Europa a partir de su primer Mundial (Italia 90), pero esta presencia ya quedó en la historia, porque los talentos costarricenses de la actualidad han pasado a ligas de menor poderío. Aunque terminaron el campeonato pasado, de la campaña 2007-2008, con una buena cuota de goles, ni Bryan Ruiz (Gent, Bélgica) ni Álvaro Saborío (FC Sion, Suiza) lograron saltar por el momento a una mejor liga. Ambos se vincularon en el 2006, poco después del Mundial de Alemania, y son considerados los jugadores de mayor proyección del fútbol costarricense.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu