martes, 29 de julio de 2008

HALLAN UNA TUMBA WARI INTACTA EN HUACA PUCLLANA

BBC DICIEMBRE 17, 2008

Hallan ciudadela perdida en Perú
El complejo descubierto cerca de Chiclayo sería el "eslabón perdido" entre dos culturas pre incaicas.

El complejo descubierto cerca de la norteña ciudad de Chiclayo sería el más claro vínculo entre las culturas Moche y Wari encontrado hasta el momento.

"Este hallazgo proporciona el eslabón perdido, ya que explica la forma en que el pueblo Wari permitió la continuación de la cultura Moche", dijo César Soriano, jefe del proyecto de restauración, a la agencia de noticias Reuters.

Las ruinas fueron halladas mientras se realizaban trabajos de mantenimiento en el sitio arqueológico de Cerro Pátapo, unos 800 kilómetros al norte de Lima, la capital de Perú.

Soriano explicó que en el lugar se desarrolló un estado aristocrático, que administraba todo el valle circundante gracias a una presencia militar imponente.
Según el arqueólogo, es la primera vez que se determina la presencia de esta cultura tan al norte del país.

Sacrificios
Los investigadores afirman que en la ciudadela enterrada se hallaron celdas y evidencia de sacrificios humanos, donde los restos de las víctimas eran arrojados al océano Pacífico desde acantilados.
También encontraron objetos de cerámica, trozos de prendas de vestir y restos bien conservados de una mujer joven.

Los Wari alcanzaron su máximo desarrollo entre los siglos VI y XI de nuestra era y dominaron los Andes peruanos antes del advenimiento del imperio Inca.
A comienzos de 2008 se habían hallado algunas tumbas y momias wari en la ruinas de Huaca Pucllana, en un barrio residencial de la capital de Perú.
________________________

EL COMERCIO 04 de septiembre de 2008

HALLAZGOS. RADIOGRAFÍAS REVELARON MÁS DATOS ACERCA DE LOS RESTOS ENCONTRADOS EN LA HUACA PUCLLANA

Fardos wari contenían cuerpos de adultos

A poco más de una semana del importante hallazgo de tres fardos funerarios correspondientes al período imperial wari en la huaca Pucllana, Miraflores, un grupo de antropólogos precisó ayer que estos contenían los restos de tres adultos y no de un adulto y dos niños, como se había especulado días atrás.

El Comercio accedió, en exclusiva, a las primeras conclusiones a las que llegaron los expertos de la clínica San Pablo, quienes examinaron con rayos X los fardos, valiéndose de modernos equipos que trasladaron a la huaca miraflorina.

Ernesto Ausejo, radiólogo de la clínica, señaló que los fardos solo contenían huesos. Por las condiciones del suelo y del clima, en la costa es más difícil que la vestimenta con la que son sepultadas las momias perduren al paso del tiempo.

José Ccencho, arqueólogo de la huaca miraflorina, reveló, también, que los cuerpos se encontraban en posición fetal y uno de ellos presentaba una hendidura en el cráneo.

Con el avance de las investigaciones se podrá determinar si esta fue producto de una malformación congénita o de un golpe. Asimismo, en las próximas semanas se podrá estimar la edad, el sexo, la ocupación, la causa de la muerte y el nivel de nutrición de los cuerpos hallados, indicó Ausejo.

Isabel Flores, arqueóloga encargada de la puesta en valor de la huaca Pucllana, sostuvo que las radiografías serán vitales para la investigación. "El hallazgo y el registro de los tres fardos intactos nos permitirán conocer los patrones de enterramiento de la cultura wari", añadió. Según los estudios iniciales, la tumba en la que fueron descubiertos podría haber albergado a cuatro cadáveres más.

Tras la toma de radiografías, los especialistas de la huaca Pucllana desenrollarán los fardos, con la finalidad de determinar si existe parentesco entre los cuerpos, uno de los cuales correspondería a un personaje femenino que ha sido bautizado como la Dama de la Máscara. También se espera conocer mayores detalles sobre la procedencia de los textiles en los que fueron envueltos. "En 27 años de trabajo, se ha podido investigar un 30% de la huaca miraflorina", concluyó Flores.
________________________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 4, 2008

Hallan una tumba wari intacta en huaca Pucllana

7:37 | Si bien se han descubierto en años pasados otros entierros del período imperial wari en este sitio arqueológico, este es el primero que se encuentra íntegro

Por Carlo Trivelli

Hace casi tres años, el equipo de arqueólogos que tiene a su cargo el Proyecto Huaca Pucllana hizo un importante descubrimiento: encontró los restos de un personaje prehispánico, de unos 1.300 años de antigüedad, que pertenecería a la cultura Wari. Quizá lo más interesante del hallazgo fue el ajuar de seis unkus (prendas de vestir utilizadas en el Perú prehispánico) de hermosa factura, en hilos de algodón y camélido, hallados con el personaje, denominado desde entonces el Señor de los Unkus.

Se trataba de uno más de una larga lista de entierros waris en el sitio o, más bien, de lo que huaqueros de la época de la Colonia habían dejado tras profanar las tumbas. Por eso el hallazgo que, en exclusiva para El Comercio, revela ahora Isabel Flores, arqueóloga encargada de la investigación y puesta en valor de la huaca miraflorina, resulta tan importante. Lo que se ha encontrado es la primera tumba intacta del período imperial wari en la huaca Pucllana.

La tumba guardaba tres fardos funerarios de individuos adultos y los restos de un niño sacrificado, costumbre habitual en este tipo de contextos funerarios. Junto con ellos se halló instrumental textil, cerámica y mates. Dos de los fardos presentan máscaras funerarias, una de las cuales, en excelente estado de conservación, permite suponer que perteneció a un personaje femenino; ello, sumado a una serie de instrumentos para elaborar textiles asociados directamente con este fardo, ha llevado al equipo al mando de Isabel Flores a bautizarla como la Dama de la Máscara.

PATRONES DE ENTERRAMIENTO
Los waris, como se puede ver en las imágenes, enterraban a sus muertos dentro de fardos hechos de sogas de fibra vegetal, que rellenaban con hojas para proteger el cuerpo y que tocaban en ocasiones con máscaras funerarias. Se trata de un patrón de entierro muy distinto al de la cultura Lima, cuyos muertos eran enterrados echados, en posición horizontal, sobre esterillas de totora, acompañados por diversas ofrendas a los lados.

Otra diferencia importante es que los entierros waris se realizaron en intervenciones en la misma estructura de la huaca ya construida y no en lugares especialmente designados para uso funerario; de ahí que hayan sido encontrados, en varias ocasiones, cuando se excavaba en pos de descubrir elementos arquitectónicos.

La importancia del hallazgo de la Dama de la Máscara y sus acompañantes es grande, ya que, si bien no cuenta con piezas espectaculares de metales preciosos, sí permite la reconstrucción fidedigna de los entierros waris en la huaca Pucllana, algo de lo que se tenía evidencia, pero escasa información a causa del saqueo sistemático del que fue objeto el sitio durante la Colonia y que dejó los contextos funerarios si no destruidos, sí seriamente dañados.

Ahora, tras la excavación de esta tumba y el proceso de desenfardado que comenzará hoy mismo, se podrá tener una idea más precisa de los rituales funerarios waris en la costa central, así como de la importancia de los personajes enterrados en la huaca miraflorina.
Algunas necesidades que no pueden esperar
Si bien el proyecto arqueológico de la huaca Pucllana resulta una experiencia ejemplar en muchos sentidos, no está libre de que existan algunas carencias y problemas.

Los trabajos se efectúan como parte de un convenio interinstitucional firmado por el Instituto Nacional de Cultura (INC) y la Municipalidad de Miraflores, y, si bien el proyecto aprobado para este año incluye el trabajo en otras tumbas, además de la recién descubierta, la municipalidad ha recortado al proyecto tres plazas de arqueólogos por razones presupuestales.

Existe, además, la necesidad de un espacio adecuado para todo el material (vasijas wari y lima, así como los hermosos unkus hallados hace tres años) que se tiene almacenado. Y no se trata solamente de una preocupación por la exhibición, sino, sobre todo, por la conservación del histórico material.

Más urgentemente, el proyecto necesita apoyo para poder tomar placas de rayos X a las momias recién descubiertas, gasto que no estaba presupuestado por lo insólito del hallazgo. Ya en alguna ocasión anterior, durante la gestión de Alberto Andrade, el alcalde hizo las gestiones para que una clínica prestara ese servicio. Ojalá ese apoyo edilicio se repita.
_____________________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 4, 2008

Fardos wari hallados en la huaca Pucllana contenían los cuerpos de adultos

9:02 | Las radiografías revelaron más datos acerca de los primeros restos intactos que se han encontrado en la construcción precolombina ubicada en Miraflores

A poco más de una semana del importante hallazgo de tres fardos funerarios correspondientes al período imperial wari en la huaca Pucllana, Miraflores, un grupo de antropólogos precisó ayer que estos contenían los restos de tres adultos y no de un adulto y dos niños, como se había especulado días atrás.

El Comercio accedió, en exclusiva, a las primeras conclusiones a las que llegaron los expertos de la clínica San Pablo, quienes examinaron con rayos X los fardos, valiéndose de modernos equipos que trasladaron a la huaca miraflorina.

Ernesto Ausejo, radiólogo de la clínica, señaló que los fardos solo contenían huesos. Por las condiciones del suelo y del clima, en la costa es más difícil que la vestimenta con la que son sepultadas las momias perduren al paso del tiempo.

José Ccencho, arqueólogo de la huaca miraflorina, reveló, también, que los cuerpos se encontraban en posición fetal y uno de ellos presentaba una hendidura en el cráneo.

Con el avance de las investigaciones se podrá determinar si esta fue producto de una malformación congénita o de un golpe. Asimismo, en las próximas semanas se podrá estimar la edad, el sexo, la ocupación, la causa de la muerte y el nivel de nutrición de los cuerpos hallados, indicó Ausejo.

Isabel Flores, arqueóloga encargada de la puesta en valor de la huaca Pucllana, sostuvo que las radiografías serán vitales para la investigación. "El hallazgo y el registro de los tres fardos intactos nos permitirán conocer los patrones de enterramiento de la cultura wari", añadió. Según los estudios iniciales, la tumba en la que fueron descubiertos podría haber albergado a cuatro cadáveres más.

Tras la toma de radiografías, los especialistas de la huaca Pucllana desenrollarán los fardos, con la finalidad de determinar si existe parentesco entre los cuerpos, uno de los cuales correspondería a un personaje femenino que ha sido bautizado como la Dama de la Máscara. También se espera conocer mayores detalles sobre la procedencia de los textiles en los que fueron envueltos. "En 27 años de trabajo, se ha podido investigar un 30% de la huaca miraflorina", concluyó Flores.

PRESENTARON A LA “DAMA DE LA MÁSCARA"

Arqueóloga Isabel Flores considera que es el "premio a toda una vida de trabajo"

Tres momias intactas de hace 1,300 años pertenecientes a la cultura Wari, una de ellas ya bautizada como "La Dama de la Máscara", descubiertas en pleno barrio residencial de Lima, en la pirámide precolombina conocida como Huaca Pucllana, fueron presentadas por Isabel Flores, jefa del equipo de arqueólogos.

La arqueóloga destacó que es la primera tumba completa descubierta desde que comenzaron a trabajar hace 27 años en este complejo, que era entonces basurero de la ciudad y escenario de paseos en bicicleta, partidos de fútbol y criadero de cerdos.

Esto convierte el descubrimiento, en palabras de la propia Flores, en "el premio a toda una vida de trabajo". Isabel Flores recuerda con emoción el momento en que comprobaron el tesoro que habían tenido la suerte de encontrar, y el "impacto que generó en arqueólogos y obreros" la máscara intacta de uno de los fardos, la que ya todos llaman "La Dama de la Máscara".

"Tiene unos ojos muy fijos y parecen muy fuertes", relató Flores, al describir los ojos grandes y azulados realizados, según la tradición de los waris, con conchas marinas.

Los propios arqueólogos realizaron el trabajo de desentierro con enorme respeto, incluso con pequeños ritos, tales como ofrendas de hoja de coca y de chicha, una bebida tradicional andina que se hace con maíz.

La tumba, descubierta durante los trabajos de restauración de la pirámide, está compuesta por tres fardos funerarios que contienen tres momias de personas adultas enterradas en posición fetal junto a su ajuar, así como por los restos óseos de un niño, sacrificado como ofrenda. Estos sacrificios de niños y mujeres jóvenes eran habituales, hacían "parte de sus ritos y ofrendas y (era algo) normal dentro de su concepción de culto a los dioses", explicó Flores.

Entre 1997 y 2001 se descubrieron en este mismo yacimiento restos de 13 fardos funerarios, y en 2005 los restos de una momia decapitada y otros tres niños. Sin embargo, todas las tumbas habían sido saqueadas, en una costumbre que se remonta, según Flores, a la época de la Colonia, cuando los españoles hacían a los nativos buscar ansiados metales preciosos, como el oro.

Cuando no encontraban nada, como es el caso de la Huaca Pucllana, dejaban las tumbas en mal estado, con lo que se perdía una importante información para los arqueólogos.

El descubrimiento permite sumar nuevas piezas al rompecabezas que es la historia de la capital peruana, donde las diferentes culturas se superponen en los complejos arqueológicos.

PRECISIÓN: Análisis. Isabel Flores solicita el apoyo desinteresado de alguna clínica para aplicar rayos X y estudiar los fardos funerarios. Asimismo, requiere de un lugar en donde depositar las momias, pues en la Huaca no hay un lugar adecuado. (Andina).

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu