jueves, 17 de julio de 2008

GEORGE HAGI

LA PRIMERA 22 de julio de 2008

Ivlev Moscoso
imoscoso@diariolaprimeraperu.com

George Hagi
Tuve la oportunidad de ver un especial de la selección rumana de 1994. Aquella que llegó hasta los cuartos de final. Dos voces autorizadas analizaban aquel logro. El mejor jugador de ese país de todos los tiempos, George Hagi y el defensor Popescu.

Como se recuerda, Rumania ganó dos partidos en forma brillante. Ante Colombia que tenía la etiqueta de favorita para ganar el mundial y Argentina.

Hagi hizo un gol notable. Marchaba con la pelota en sus pies por la izquierda y de pronto sacó un remate que fue por encima del portero Córdoba.

Dice Hagi que había estudiado al meta Córdoba, quien después brillara en Boca Juniors. Sabía que jugaba muy adelantado y ya tenía pensado realizar esa jugada. El volante lo vio adelantado al portero y se animó.

Pero para realizar una maniobra como ésa no sólo hay que tener intención. Hagi tenía la técnica necesaria para realizar esa jugada. Y por ello, clavó el balón justo por encima de la cabeza del meta colombiano.

Dice Hagi que Colombia se cayó muy rápido. Luego de aquella victoria, Suiza los goleó 4-1. Señala el capitán rumano que jugaron diferente. Confiados y muy relajados. Popescu incluso culpa al técnico de ese entonces Iornadescu. Porque dice que él jugó más adelantado que de costumbre.

Y tras la victoria ante Estados Unidos, Rumania pasó a jugar ante Argentina. Para Hagi fue el mejor partido de su vida y el mejor resultado de la historia. Los europeos ganaron 3-2 en un juego memorable.

Sin embargo, Popescu confiesa que gran parte de la victoria se debió a que Argentina ya no contaba con Maradona. Y me sorprendió cuando dijo que con el astro “no sé lo que hubiese pasado”.

No obstante Hagi es más ambicioso. Pues asegura aquel equipo estaba para ganarles a todos. Incluido Alemania o Brasil.

Y es que Rumania jugó a todo tren. Con grandes goles como el de Dumitrescu de tiro libre o las combinaciones entre Hagi y Dumitrescu.

Sin duda creo que fue el mejor equipo rumano. Si hubiesen pasado a Suecia, se habrían enfrentado a Brasil. Y creo que tenían opción de eliminarlo.

En aquel mundial le dieron el premio a Romario como el mejor jugador, pero no tengo ninguna duda que el número uno de aquella copa fue George Hagi.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu