miércoles, 25 de junio de 2008

ENRIQUE IGLESIAS: "TAMBIEN SOY UN INMIGRANTE"

EL PERUANO 02 de Julio de 2008

OCUPA HOY LA SECRETARÍA GENERAL IBEROAMERICANA (SEGIB)
“También soy un inmigrante”
• _ Defiende a latinoamericanos que llegan a Europa
• _ Tan importante es el derecho a inmigrar como el de integrarse, asegura

ISABEL RECAVARREN M.
Desde Milán

Considerado como uno de los mayores expertos de América Latina, Enrique Iglesias, el ex presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, continúa dedicándose a nuestro continente.

Con este fin, Iglesias dirige la Secretaría General Iberoamericana (Segib).

¿Cómo nace la Secretaría General Iberoamericana?
–El entonces jefe de Gobierno de España, Felipe González; el presidente Carlos Salinas de Gortari, de México, junto con el rey Juan Carlos se pusieron de acuerdo para promover lo que sería una convocatoria anual de los jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos.

La idea fue recibida con mucho beneplácito por todos los gobiernos y hasta el año pasado, desde 1991, se han organizado 17 conferencias donde los jefes de Gobierno se reúnen para estimular una relación muy estrecha e informal. La cumbre sirve para acordar políticas internacionales, regionales, que comprometen las opiniones iberoamericanas, e identificar políticas de cooperaciones económicas, culturales y sociales.

¿Considera que hubo un descuido de las representaciones diplomáticas latinoamericanas en Bruselas al no haber tenido conocimiento de las medidas antimigratorias?

–Ha sido muy desafortunada la forma como se produjo. Fue una sorpresa que a pocas semanas después de la Quinta Cumbre ALC-UE se haya dado esta noticia. Éste es un tema en el que hay que introducirse para evaluar cómo afectará las políticas nacionales. España está revisando la normativa.

Es un hecho lamentable que se aclarará con la negociación y el diálogo.
Ya en la Cumbre de Montevideo se dictó una declaración en la que queda claro que las inmigraciones iban a continuar y que el inmigrante está haciendo una gran contribución a su país de origen.

Las inmigraciones voluntarias forman parte del derecho de las personas a moverse en el mundo; lo que nos preocupa son las inmigraciones forzadas, aquellas que parten de la miseria o de la exclusión política o de la falta de oportunidades. Los países tienen el derecho legítimo de decir quién entra y quién no entra. Pero estas personas son seres humanos y no pueden ser tratadas como delincuentes. En este tema, se debe entender que tan importante es el derecho de la inmigración como el de integrarse.

¿Usted también es un inmigrante?
–Sí, yo soy también un inmigrante. Provengo de una familia que emigró de España a Uruguay, cuando la corriente era de Europa hacia otros continentes. Mi familia se benefició de esa inmensa generosidad de los países de América Latina. Mi país me integró, yo no me hice uruguayo. La escuela, el barrio, la sociedad uruguaya es la que nos fue integrando.
______________________________
CORREO 25 de junio de 2008

OSCAR SCHIAPPA-PIETRA

Cumbre ALC/UE: Antes y después

Han transcurrido suficientes semanas desde que culminó la V Cumbre ALC/UE como para permitirnos revisar lo ocurrido en torno a ese evento.

Uno. A los funcionarios del Servicio Diplomático les disgusta que se afirme que la mediocridad y la impunidad se han afincado en Torre Tagle. Ciertamente, esas calificaciones deben ser atenuadas reconociendo que existen funcionarios de muy alto profesionalismo e integridad dentro de nuestra diplomacia, pero a la vez quedan confirmadas a la luz de lo ocurrido con el irresponsable e incompetente desempeño del Embajador Jorge Valdez, nuestro Representante Permanente ante la Unión Europea. En la víspera de la V Cumbre ALC/UE, él promovió (¿inconsultamente?) la adopción de una resolución en el Parlamento Europeo para condenar al MRTA como grupo terrorista.

Luego de propinarle al Perú un autogol, él ha reconocido en declaraciones periodísticas que desconoce los procedimientos del Parlamento Europeo para estos casos; y los propios europarlamentarios a los que él apeló en busca de apoyo han afirmado a la prensa que le advirtieron al Emb. Valdez sobre lo riesgoso de la iniciativa. Es pertinente preguntarse qué medidas disciplinarias ha adoptado la Cancillería contra quien expuso al Perú a tamaña vergüenza. La respuesta monda y lironda es que ninguna: una vez más, en Torre Tagle “no ha pasado nada”.

Dos. A una semana de suscribirse la Declaración de Lima, la UE aprobó la Directiva Sobre Retorno, que sienta las bases para detener por hasta 18 meses a inmigrantes latinoamericanos “sin papeles” y deportarlos masivamente. Hay que llamar a las cosas por su nombre: esta Directiva constituye una masiva violación de derechos humanos y una afrenta a los nobles propósitos que la UE enunció durante la V Cumbre ALC/UE.

Peor aún: el borrador de la Declaración de Lima contenía una referencia al compromiso de “alcanzar un acuerdo de migración birregional antes del 2010”, la que fue suprimida del texto final. Este evento constituía una excelente oportunidad para que el Perú asumiese liderazgo promoviendo una posición latinoamericana común frente al tema migratorio. No ocurrió, y ahora es el presidente Hugo Chávez quien capitaliza los réditos de haber amenazado con cortar los suministros petroleros a los países europeos que apliquen la infausta Directiva de Retorno. El comunicado que nuestra Cancillería acaba de publicar sobre esto es un paso en la dirección correcta, pero resulta tardío y tibio.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu