sábado, 26 de abril de 2008

ALIMENTOS CAROS EN EL PERU. ARTICULO DE OPINION

-----Mensaje original-----
De: valetodo@yahoogroups.com [mailto:valetodo@yahoogroups.com]
En nombre de Melina Alfaro
Enviado el: Sábado, 26 de Abril de 2008 09:01 a.m.
Asunto: Valetodo - El fantasma del hambre recorre el mundo

Por: Eduardo Andrade Bone
22 de abril de 2008
Foto: Sebastiao Salgado, Sequía en Mali en 1985
El fantasmadel hambrerecorre el mundo
Las noticias que proceden del ámbito económico y financiero van y vienen, la mayor parte de ellas son desalentadoras y cada vez más alarmantes, en especial aquellas que están relacionadas con el aumento de los precios de los alimentos de la canasta básica.
Eduardo Andrade Bone

De acuerdo a informaciones establecidas por diversos organismos internacionales que tienen que ver con la economía mundial, los precios de los alimentos en el transcurso de los dos últimos años han subido en un 80%, cuestión que afecta principalmente a los países en vías de desarrollo y que atenta con frenar su propio crecimiento económico.

Detrás del alza de los precios de los alimentos pareciera existir un contubernio en el cual se encuentran involucrados las grandes trasnacionales, las grandes cadenas de distribución alimenticia y los grandes supermercados que comercializan los productos básicos. Sin embargo ante dicha situación los gobiernos, las autoridades económicas y de hacienda de cada país, no parecieran estar dispuestas a buscar formulas de control de tanta especulación en los precios de una variedad de productos y en especial de los alimenticios.

Hasta el momento a nivel global no existe ninguna estrategia definida para contrarrestar la especulación en que están sumidos los capitales del rubro alimenticio a escala mundial. Lo único que existe hasta el momento son encuentros y reuniones de diversos tipos para bosquejar un montón de palabrerías que no resuelven absolutamente nada, mientras tanto el precio de los alimentos y las hambrunas comienzan hacer cada vez más evidente, en especial en los países africanos.
El incremento gradual de los precios de los alimentos amenaza con hacer crisis y retroceder en lo que respecta a los avances alcanzados en materia de desarrollo y mejoramiento de las condiciones de vida de los sectores sociales de menores ingresos de los más diversos países del mundo.

A los líderes políticos y de gobierno de los países más industrializados del planeta, así como a funcionario importantes de organismos como la FAO y otros, pareciera preocuparles más las protestas y conflictos sociales que se puedan ir intensificando, que resolver realmente el flagelo del hambre que comienza a recorrer el mundo.

Al respecto por ejemplo el director General de la FAO Jacques Diouf, expresaba recientemente… ”estamos presenciando disturbios alrededor del mundo debido a los aumentos de precios. Lo hemos visto en el norte de Kenia, lo hemos visto en mi propio país, Senegal, en Guinea, Burkina Faso, Camerún, Egipto y Haití recientemente", afirmó. "Existe el riesgo de que esto se extienda porque las causas son las mismas", agregó el funcionario en un discurso durante el primer Foro Mundial sobre Agroindustrias en Nueva Delhi.

Los crecientes precios de los cereales afectan cada vez más a un número mayor de países, en donde los países pobres y en 37 de ellos ya se han comenzado a desatar serias crisis alimentaría, de acuerdo a un informe dado a conocer en Roma por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).
El informe destaca además que durante los años 2007 y 2008, los países más pobres del mundo tuvieron que pagar en torno a un 65% más por sus importaciones de cereales, y en algunos países africanos el incremento llegó a alcanzar un 74%, según los propios cálculos de la FAO. Los productos alimenticios que más han subido son la harina , el maíz, la soya, los carburantes, el arroz, el aceite, la leche, la fruta y verdura fresca, la electricidad. Pero también ocurre que los especuladores aprovechándose de la crisis actual, tienden a subir una variedad de producto que no forman parte de la canasta básica alimenticia, perjudicando así a los más diversos estratos sociales.

Ahora uno de los sostenedores del capitalismo a escala global, el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, teme que "lo peor" esté por venir. "En las revueltas del hambre, lo peor, por desgracia, está quizás por delante de nosotros", dijo Strauss-Kahn en la emisora "Europa 1", al tiempo que añadió que "cientos de miles de personas van a ser afectadas". Luego agrega que “es extremadamente grave. El planeta debe afrontar eso", sentenció Strauss-Kahn, quien reiteró su reciente afirmación de que la crisis actual puede llevar a "guerras".

O sea que los actuales responsables de la crisis económicas y financiera, que además está teniendo una incidencia cada vez mayor en el valor de los productos alimenticios de primera necesidad, y cuyo origen esta en los Estados Unidos, pretenden resolver la debacle con una o varias guerras en distintos puntos del planeta, es lo que se tiene entre manos la FED, el FMI, el BM y otras entidades económicas mafiosas que están al servicio de los intereses económicos del capital multinacional.

Strauss-Kahn manifiesta además que "no se trata de asustar, sino de ver la realidad" y explicó que, cuando hay situaciones "tan dramáticas", la población critica a sus gobiernos, aunque hayan hecho lo que han podido, y pueden hacer caer a ejecutivos democráticamente elegidos. "La historia está llena de guerras que han comenzado a causa de problemas de este tipo", sentenció.

Ahora el relator especial de Naciones Unidas sobre el Derecho a los Alimentos en una entrevista concedida a un diario austriaco (20.04.08), ha señalado que Occidente es responsable de la hambruna masiva en los países más pobres. En otras palabras diríamos que los capitales occidentales son los mayores responsables de la crisis.

El funcionario de la ONU, Jean Ziegler suizo de nacionalidad, y que es actual relator para el derecho a la Alimentación, ha manifestado que el aumento mundial de los precios de los alimentos está llevando a un "asesinato en masa silencioso" y los mercados de materias primas han llevado "horror" al mundo, dio a conocer el domingo pasado el enviado de alimentos de Naciones Unidas al periódico austriaco Kurier am Sonntag que la expansión de los biocombustibles, la especulación en el mercado de materias primas y los subsidios a las exportaciones de la Unión Europea significan que Occidente es el mayor responsable de la hambruna que tienen que enfrentar los países emergentes.

Luego el funcionario internacional de la ONU agrega que los responsables de esta situación es la globalización unilateral por "monopolizar las riquezas de la Tierra" y afirmo que las multinacionales eran responsables de un tipo de "violencia estructural". "Y nosotros hemos oído de operadores de mercado, de especuladores y bandidos financieros que se han vuelto locos y han construido un mundo de inequidad y horror. Tenemos que detener esto", afirmó.

Al referirse al fantasma del hambre que comienza a recorrer el mundo, Ziegler señala que estaba obligado a mostrar la "locura" de la gente que cree que la hambruna depende del destino. "La hambruna no ha tenido relación con el destino desde hace mucho -tal como lo pensó Carlos Marx. Es más bien como si detrás de cada víctima hubiese un asesinato. Esto es un asesinato en masa silencioso", señala en su comparecencia con la prensa.

Ziegler concluye su entrevista diciendo que cree que un día la gente que sufre la hambruna podría levantarse contra sus perseguidores. "Es tan posible como lo fue la Revolución Francesa", concluyó.
Sin embargo lo único que observamos hasta el momento, es que las fuerzas progresistas, humanistas, sindicales, las que luchan por una mejor salud ecológica del planeta, las organizaciones de izquierda, que debieran estar a la vanguardia de la lucha en contra de la catástrofe a que nos esta llevando el gobierno terrorista y genocida de G.W. Bush y sus aliados lacayos y el capital neoliberal globalizado, todas estas fuerzas en su conjunto, parecieran estar neutralizadas, agobiadas por la pasividad, sin una alternativa que ofrecer y sin esperanzas de que las cosas vayan a cambiar para mejor y poder construir un mundo mejor y más justo para todos.

Ahora cuando la situación socio-económica de los pueblos tiende a deteriorarse aún más, producto de la crisis económica y financiera de los Estados Unidos y sus coletazos al resto del mundo, ahora cuando asistimos a la decadencia del capital salvaje y depredador por el mundo, ahora cuando los representantes de estos capitales comienzan hablar en el lenguaje de la guerra, guerra con consecuencias imprevisibles para toda la humanidad, es cuando surge la necesidad de la unidad de todas las fuerzas que luchan por la vida y la sobre vivencia del planeta, pues tal vez mañana puede ser demasiado tarde, pues el Apocalipsis alimentario ya comienza hacer una realidad.
__________________________

-----Mensaje original-----
De: valetodo@yahoogroups.com [mailto:valetodo@yahoogroups.com]
En nombre de JORGE ENRIQUE RAMAL NIQUEN
Enviado el: Jueves, 24 de Abril de 2008 12:10 a.m.
Asunto: Valetodo - ALIMENTOS CAROS EN EL PERÚ

ALIMENTOS CAROS EN EL PERU

Analizar este tema tan sensible que afecta a las familias pobres en el Perú ofrece todo un reto.

En el se entretejen una serie de hilos (causales) de estirpe nacional y mundial.

Es aprovechado políticamente por algunos politiqueros para desacreditar al gobierno enarbolando banderas, avivando movimientismos de oposición al interior del país que son destructivos y van en contra de la búsqueda de soluciones para potenciar el desarrollo del país.

APROVECHAMIENTO POLÍTICO:
Los sectores de oposición con el espíritu de articularse entorno a la subida de precios alimentarios le han achacado toda la culpa al gobierno aprista.

Ellos han aprovechado astutamente la subida del precio de los alimentos para concluir que el gobierno del apra es insensible ante la pobreza.

Esgrimen en sus argumentos inconexos la derechización del apra para tratar de ocultar el gran crecimiento con la más baja inflación de América latina y una de las mas bajas en el mundo, la mejora de la productividad y sobretodo el crecimiento paulatino del empleo con la mejora de sueldos y aumento el las capacidades personales en el ámbito laboral y sobretodo la disminución porcentual de la pobreza a nivel nacional.

Es sabido que crecemos aceleradamente por el alto valor de las materias primas de orden minero. Tema en la que la oposición manifiesta que se debe obtener mas por ellas mediante pago mayor cantidad por concepto de regalías pero no dicen que también se ahuyentarían las inversiones comprometidas, lo que a la larga mataría la gallina de los huevos de oro y se comprometería el crecimiento y toda la cascada socioeconómica que trae como beneficio la captación de inversiones y capitales extranjeros.

Sin embargo no dicen que este crecimiento también se debe al impulso exportador de productos no tradicionales, agrícolas, etc. que están aumentando considerablemente y equiparando el boon minero.

No dicen nada de la eficiencia recaudatoria que esta teniendo la sunat.

No dicen nada de las administraciones pésimas y con escasa capacidad de gasto en las regiones que están azuzando cierta convulsión social y que dicho sea de paso constituyen movimientismnos de oposición que usan para enmascarar su ineficacia.

Actualmente se va definiendo que la crisis alimentaría cara es de orden mundial, y que arrastra y compromete severamente nuestro país y no es como lo ha proferido la oposición que el gobierno aprista tiene la culpa.

Es por ello que ahora están calladitos buscando talvez otro argumento para engañar al pueblo.

A esta crisis mundial se suman de forma importante los factores climatológicos y el pánico de la oleada alcista en los comerciantes, lo que ha sido demostrado recientemente.

Agravando una crisis alimentaría aun incipiente e inestable, se suma la caída del dólar (patrón monetario) o la elevación del precio del petróleo. Estos dos referente económicos no son ahora estándares ya que están siendo tomados como entes especulativos a nivel nacional y mundial.

CAUSALES DE LOS ALIMENTOS CAROS:
La gran demanda de petróleo y la poca oferta, sumado a la necesidad especulativa de los países que conforman la OPEP, El dólar bajo, la crisis financiera inmobiliaria que afecta USA, han hecho que las fuentes de producción agrícola en cana de azúcar, trigo y otros de las despensas alimentarías del mundo que significan Brasil, EEUU y otros países se destinen a biocombustibles.

La subida abultada de los precios de los fertilizantes producidos a expensas de los hidrocarburos encarecen las siembras y por ende los alimentos. P.E. nuestro país importa todo el fertilizante y tenemos una agricultura aun dependiente.

El espíritu ecologista de no usar combustibles fósiles para proteger la tierra a empujado a la comunidad mundial a buscar fuentes de energía alternativas, (Geotérmica, eólica, nuclear, hidráulica, luminosa, higrogeniónica, de aire comprimido, etc.) pero que actualmente y por muchos años mas no abastecerán el requerimiento mundial y resultan por ahora sumamente caras y muchas de ellas agotables. De todas estas alternativas energéticas la más asequible es el biocombustible el que traerá consigo hambre mundial.

Otro factor que encarece los alimentos es el mercado paralelo de los comoditis que capturan grandes estocks alimentarios y los colocan al mejor postor.

La crisis alimentaría se acentuará conforme la demanda de China, la India, u otros países con crecimiento económico y sumamente poblados requieran mas alimentos de inclusión en sus países.

Nuestro país a pesar de tener muy buenos suelos, variados pisos ecológicos que viabilizan la diversificación de la agricultura, la abundancia de agua, aun tenemos atrasos importantes en el agro: Entre ellos, la escasa tecnificación, la escasa información agrícola, la insuficiencia del crédito agrario por la gran minifundizacion de la tierra, la naturaleza de estado grande que lo hace burocrático y lento (gobiernos nacional y regionales), el abono caro, la insuficiente infraestructura carrozable al interior del país, la existencia continua de desastres naturales por orden climático y terráqueos, etc. En la sumatoria aun tenemos un balance negativo que nos obliga a reestructurar de manera urgente la política agraria (Reingeniería) para soportar el embate de alimentación cara que golpea a la familia mas pobre y sobre todo afecta los grandes cordones de miseria de la sierra y del sur donde probablemente se tenga que redistribuir la riqueza acumulada por el crecimiento de manera directa y puntual.

Desde otro punto de vista la política contra la desnutrición infantil, la política alfabetizadora y de educación se verían directamente afectadas en el mediano plazo si no se toman correctivos.

La política de arancelaria es una muy buena medida en el corto y mediano plazo para favorecer al consumidor y sirve para dar respiro mientras se implementa otras medidas mucho mas audaces; como el subsidio directo alimentario al pobre, la promoción de los comedores municipales a nivel de todo el país con el apoyo gubernamental directo, política de alfabetización y contra la desnutrición por alimento mas extendida en el país, fortalecimiento de los programas sociales, sanción severa y expeditiva en la lucha contra la corrupción, etc.
_____________________________
-----Mensaje original-----
De: valetodo@yahoogroups.com [mailto:valetodo@yahoogroups.com]
En nombre de Alfredo Grados
Enviado el: Jueves, 17 de Abril de 2008 08:10 p.m.
Para: Historia del Peru
Asunto: Valetodo - El hambre acecha

El hambre acechaPor: Manuel E. YepeEn el mundo hay hoy 37 países en crisis alimentaria, según el último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sobre Perspectivas de cosechas y situación alimentaria. El número de países en crisis tiende a crecer y éstas a hacerse cada vez más agudas a causa de los incrementos en los precios internacionales de los cereales, los costos del transporte y los precios del petróleo que han venido a agudizar los efectos del crecimiento poblacional y el calentamiento global .

El incremento de los precios de los alimentos deriva de factores como el aumento del consumo interno en algunos países grandes productores de alimento, como China; afectaciones climatológicos sobre las cosechas en otros, y por el uso de mayores extensiones de tierra arable para producir combustible, en vez de alimentos.Cuando se habla de incremento de los precios de los alimentos a escala mundial es preciso distinguir entre los efectos de este fenómeno en países subdesarrollados y en los desarrollados.

Y, en todos los casos, entre los pobres y los ricos dentro de cada nación.'La inflación de los precios alimentarios golpea más fuerte a los pobres, ya que el porcentaje que dedican a los alimentos en sus gastos totales es mucho mayor que en la población más rica', señaló Henri Josserand, del Sistema Mundial de Información y Alerta de la FAO.'Los alimentos –explicó el experto- representan entre un 10 y un 20 por ciento de los gastos de un consumidor en los países industrializados, pero constituyen hasta el 60 y el 80 por ciento en los países en desarrollo, muchos de los cuales son importadores netos de alimentos'.

Según previsiones de la FAO de mediados de abril de 2008, la factura por la importación de cereales de los países más pobres del mundo aumentará un 56 por ciento en 2008, respecto a la de 2007, tras haber crecido un 37 por ciento en 2007, respecto a 2006.Debido al incremento de los precios internacionales de los cereales, los costos del transporte y los precios del petróleo, para los países de bajos ingresos y con déficit alimentario, la factura cerealera crece enormemente.Los precios del arroz han sido los que más han crecido debido a las restricciones a la exportación por algunos de los principales países exportadores, como la India y Vietrnam, en interés de sus crecientes demandas internas.

Los precios del trigo y del arroz eran, a finales de marzo, casi el doble respecto los niveles del año anterior, mientras que el maíz había subido más de un tercio.Una Iniciativa sobre la Subida de los Precios de los Alimentos (ISFP, por sus siglas en inglés) ha sido lanzada por la FAO para asistir a los países pobres afectados por el alza de precios mediante ayuda a los campesinos para aumentar la producción local de comestibles. Burkina Faso, Mauritania, Mozambique y Senegal han sido los primeros en recibir esta asistencia.

Los incrementos de los precios del pan, el arroz, los productos de maíz, la leche, el aceite, la soja y otros alimentos básicos se reproducen, a pesar de las restricciones gubernamentales a las exportaciones, los subsidios, la reducción de aranceles y el control de precios, tanto por parte de los países importadores como los exportadores para limitar el impacto de los precios internacionales en los mercados alimentarios nacionales.

El valor de rubros básicos como trigo, arroz y maíz se ha disparado, impulsando un alza total en los precios de los alimentos del 83%, en los últimos tres años, según el Banco Mundial.En varios países esto ha dado lugar a protestas devenidas disturbios, como en Egipto, Camerún, Costa de Marfil, Senegal, Burkina Faso, Etiopia, Indonesia, Madagascar, Filipinas y Haití. En la capital de esta última nación caribeña, se registraron cinco muertos.

En Pakistán y Tailandia efectivos militares han tenido que movilizarse para evitar asaltos de almacenes y a tiendas de víveres. Las reservas mundiales de cereales –siempre según fuentes de la FAO- caerán este año a su nivel más bajo en 25 años con 405 millones de toneladas menos que en 2007, un 5 por ciento (21 millones de toneladas) por debajo del nivel ya reducido del año anterior.'Cualquier descenso importante (de las reservas) debido al clima desfavorable, en particular en los países exportadores, prolongará la actual situación de dificultades en el mercado, contribuyendo a más subidas de precios y exacerbando las dificultades económicas a las que ya se enfrentan en muchos países', señala el estudio.

El encarecimiento de los alimentos a nivel global podría acentuar las condiciones de pobreza de unas 100 millones de personas, según indicó el director del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick.La advertencia de Zoellick se produjo pocos días después de que el director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, advirtió que cientos de miles de personas están en riesgo de inanición por el encarecimiento de los productos de consumo básico.

Durante la 30a Conferencia Regional de la FAO para América Latina y el Caribe que se realizó en Brasilia a mediados de abril, el Director General de la FAO, Jacques Diouf, publicó un articulo en el periódico Folha de Sao Paulo, en el que dice que 'en el mundo hay 862 millones de personas que sufren hambre, de los cuales 52 millones viven en América Latina y el Caribe. Y ese número puede aumentar a causa del alza de los precios de los alimentos.'Sin embargo, a continuación Diouf afirma que 'el alza de los precios de los alimentos puede aumentar el hambre, pero también hay millones de pequeños agricultores que se pueden beneficiar de esta situación'.

Argumenta el Director General de la FAO que poco más de la mitad de los 36,1 millones de indigentes de la región viven en el campo y 'si podemos ayudarlos a producir más y mejor, para consumo propio y venta en los mercados locales, se salvarán millones de personas del hambre y de la pobreza extrema'.Me permito dudar que, en las condiciones del capitalismo, resulte posible burlar los efectos del mercado para consolidar, a nivel del campesinado pobre, los beneficios de los incrementos de precios.
_______________________
EXPRESO 08 de mayo 2008

Adiós a los alimentos baratos

Además, surge un neoproteccionismo.En la próxima década, los precios internacionales de los alimentos no retornarán a niveles anteriores al 2004. Los países importadores de alimentos van a enfrentar precios más altos y nuevas formas proteccionismo de los países productores, según un análisis de la Unidad de Tendencias Globales del BBVA.

Hasta marzo de este año el precio de alimentos tuvo una variación de 69% respecto a su nivel en el 2005, mientras que el precio del petróleo creció 91% y el de los metales aumentó en 101%. En los alimentos, los tipos más afectados fueron los granos (trigo, maíz, arroz, etc.) que componen la base de la cadena alimenticia humana.Según el documento, la carestía no es la única situación preocupante de la seguridad alimentaria mundial. El proteccionismo acostumbrado a restringir importaciones para favorecer a los productores ha regresado, pero en sentido inverso: ahora se caracteriza por limitar las exportaciones para favorecer a los consumidores y evitar la inflación.

Egipto, India y Vietnam han limitado la exportación de arroz, otros hicieron lo mismo con la carne y la soya. Esto ha presionado más el alza ante el apuro por asegurar el abastecimiento.Área cultivableOtro problema global es que el área cultivable mundial para alimentos no ha aumentado, por lo que el crecimiento de la producción depende exclusivamente del incremento de la productividad. Sin embargo, los rendimientos agrícolas disminuyeron a la mitad (1%) desde 1990.

A eso se suma que China e India se convertirán en importadores netos de alimentos, porque su población urbana va a aumentar y los cambios climáticos disminuirán su capacidad productiva de productos agrícolas. El estudio del BBVA sostiene que los países con fundamentos macroeconómicos sólidos son los más preparados para enfrentar la crisis alimentaria, pero sólo los avances tecnológicos para aumentar los rendimientos agrícolas y las condiciones para un comercio de alimentos más fluido garantizarán la seguridad alimentaria del mundo. Eliminar subsidio a biocombustiblesBajo este escenario, las principales recomendaciones del informe del BBVA son: la eliminación del absurdo subsidio a los cultivos para biocombustible y eliminar la barreras comerciales a la exportación e importación de alimentos.

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu